Por qué los anunciantes deberían asumir su parte de culpa en los problemas de la Publicidad  programática

  by    0   0

Su obsesión por conseguir anuncios y espacios más baratos los acaba exponiendo al riesgo

Una de las cuestiones que se han convertido en cruciales y decisivas para las marcas y las empresas es cómo los elementos del exterior amenazan a su imagen y a su reputación. En la era de internet, las marcas y las compañías no solo se tienen que preocupar por lo que ellas hacen y por el modo en el que lo hacen, sino también por lo que hacen otros y cómo les puede afectar a ellos.
Es lo que lleva, por ejemplo, a que sean especialmente cuidadosas con los influencers que escogen en sus campañas (nada peor que una campaña con alguien que después hace algo muy negativo) o que a seleccionen muy bien lo que ellas mismas publican en redes sociales.

Pero en el terreno de las amenazas de marca hay también un elemento muy peligroso, aunque aparentemente no lo parezca tanto, el de la publicidad programática. La publicidad programática deja en manos de un algoritmo las decisiones de con quién salen los anuncios y dónde se ubicarán. La marca o la empresa no tiene control alguno sobre el espacio final en el que sus mensajes aparecen, lo que hace que aumente el riesgo de que ocurran situaciones delicadas.

Como bien ha demostrado toda la saga de YouTube – en la que el último movimiento llegó hace nada y demostró que a pesar de todo no se habían corregido los problemas – la publicidad programática expone a los anunciantes a que sus mensajes aparezcan asociados a contenidos muy negativos.

Y ante este problema las grandes culpables suelen ser – o al menos eso es lo que se suele acusar – las plataformas publicitarias y los algoritmos en manos de los que dejan la selección de contenidos y de mensajes. El algoritmo escoge y el algoritmo lastra por tanto a la marca a la que mete al lado de un contenido extremista o negativo. Pero ¿no deberían asumir también las propias marcas y las propias empresas su responsabilidad como anunciantes?

Los anunciantes también tienen su parte de culpa

Y es que los anunciantes también están propiciando las situaciones de riesgo en las que se encuentran cuando ellos toman decisiones motivadas únicamente por cuestiones económicas. Es la versión universo publicitario del refrán popular que dice que nadie da duros a cuatro pesetas.

Los anunciantes siguen buscando un inventario que sea barato y siguen intentando que posicionar la publicidad les salga de la manera más económica posible. Eso es lo que buscan muchas compañías y por ello acaban echando mano de la publicidad programática. El precio hace que se olviden de los riesgos, aunque los últimos años y los escándalos que la programática ha protagonizado en este período hayan dejado claro que esos riesgos están bien presentes.

Como explica un directivo en un análisis en Warc, «los clientes prefieren el inventario barato: no el más barato, pero hay mucha presión en el precio».

«Si quieres medios baratos, están es un entorno mucho más arriesgado», añade.
Por tanto, en la crisis de la publicidad programática y en la de los mensajes polémicos que sostienen los anuncios, las marcas y las empresas no están por completo exentas de culpa y deberían hacer su propio examen de consciencia.

Si no se quiere pagar un precio ya ni siquiera premium sino más bien uno por encima de lo barato, hay que asumir que se cruzará la línea del peligro.
Fuente: Puromarketing.com


Related Posts

El papel de la publicidad digital para impulsar el crecimiento de las marcas a largo plazo

Un nuevo estudio independiente presentado hoy por Nielsen, Nepa y GfK y encargado por Meta, aborda esta cuestión y demuestra que la publicidad digital contribuye al retorno de la inversión a largo plazo. Los consumidores pasan el 72% de su tiempo en los medios de comunicación en los canales digitales*. Con una mayor atención por […]

READ MORE →

Cafés, universidades, galerías de arte y más: cómo la Argentina está creando su propio metaverso

Por muchísimos años, el metaverso fue un concepto completamente desconocido para las personas en general. Todo cambió el 28 de octubre de 2011, cuando Mark Zuckerberg anunció el cambio de nombre de su compañía Facebook a Meta. La movida no fue ingenua. La consultora Analysis Group asegura que si esta innovación evoluciona al mismo ritmo […]

READ MORE →

Construir marca en tiempos revueltos: la estrategia de marketing debe partir de una base diferente

Un estudio reciente confirma que seguir haciendo lo mismo de siempre ya no funciona  ¿Están los consumidores demasiado saturados y esto hace que las marcas les resulten cada vez menos relevantes? Esa es, posiblemente, la pregunta del millón que se hacen marcas, marketeros y demás players de la industria. Además, el contexto no ayuda. A […]

READ MORE →

Marketing y Metaverso: No vale con pensar que está de moda. Se necesita perfilar expectativas

No solo habrá que diseñar nuevas estrategias, también asumir que se debería medir el éxito de manera diferente  El metaverso ha llegado y todo apunta –o al menos eso es lo que repiten los analistas de mercado– que lo ha hecho para quedarse. Esto implica nuevos retos y nuevas acciones, pero también obliga a que […]

READ MORE →

Luces y sombras de la experiencia de consumidor: clave para el éxito, pero un reto demasiado complejo

Implicar al departamento de marketing resulta clave para lograr los mejores resultados  Entre las tendencias recurrentes que se han ido consolidando durante los últimos años y que se han asentado como una suerte de verdades indiscutibles en el mundo del marketing, está la del poder de la experiencia de consumidor. En un mercado excesivamente saturado […]

READ MORE →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top