¿Podrán sobrevivir todas las plataformas de vídeo bajo demanda sin publicidad?

  by    0   0

Las plataformas de vídeo bajo demanda eliminan la publicidad para ser más atractivas, pero los consumidores son cada vez más reacios a pagar por más servicios VoD

Los sistemas de suscripción para acceder a los contenidos se han convertido en un elemento de moda y emergente en los últimos años. Aunque a los medios generalistas de información lograr que sus usuarios crucen la línea y se lancen a pagar por las noticias les resulta muy difícil (el éxito de los paywalls es más bien cuestionable), a las plataformas de contenidos bajo demanda no les ha resultado tan complicado. De hecho, los contenidos en vídeo se han convertido en un poderoso reclamo.

Amazon los usa como un elemento que redondea su servicio Prime (y que en algunos países, como EEUU, son un atractivo de peso ya por ellos mismos) y otros gigantes de la red han intentado usarlos como una manera de captar y mantener a sus consumidores (no hay más que pensar en los intentos de Facebook con Watch). Otros grandes jugadores tech planean entrar en el mercado del vídeo bajo demanda (véase el caso de Apple) y otros se han asentado como jugadores clave en el mismo, como es el caso de Netflix.

En general, se podría decir que estos servicios usan como elemento clave una baza. Los consumidores pagan una tarifa por acceder a esos contenidos y los servicios eliminan la publicidad. No hay pausa de los anuncios ni tampoco anuncios que se sirven antes del visionado de contenidos. Los espectadores solo tienen que sentarse y ver un capítulo tras otro, algo que se ha convertido en un serio problema para los anunciantes a medida que estos servicios acumulan más y más horas de visionado y más y más espectadores (de hecho, las plataformas VoD están canibalizando ya la televisión tradicional).
Pero ¿pueden sobrevivir los sistemas de vídeo bajo demanda sin anuncios? ¿Es posible establecerse en el mercado sin echar mano a la publicidad y seguir siendo rentables? La respuesta a esas preguntas es complicada. Los analistas llevan de hecho semanas señalando que a Netflix no le quedará más remedio que incluir anuncios en algún momento, aunque la plataforma ya ha salido al paso (algo lógico teniendo en cuenta que los rumores y los mensajes no hacían más que aumentar y aumentar) y ha dicho que no planean introducir publicidad. Los analistas sin embargo habían echado sus cuentas y señalaban que era la vía lógica para ser rentables.

Para las plataformas de VoD, introducir anuncios, por muy deseosas que las marcas estén sobre la cuestión, es algo no deseable. Sus usuarios las prefieren justamente por su naturaleza sin publicidad. Meter anuncios posiblemente sirva para espantar a sus consumidores.

Al mismo tiempo, sin embargo, deben enfrentarse a una creciente saturación del mercado. Los consumidores empiezan a dar síntomas de fatiga de suscripciones. Pagan tantas cosas variadas que empiezan a estar hartos de hacerlo y no quieren ya pagar ni un elemento más. Esto pone las cosas complicadas a las plataformas que se avecinan (2020 promete ser el momento de un bombazo de mercado y en el que se verán muchas nuevas ofertas de muchos gigantes, incluidos de la industria audiovisual tradicional) pero también hace que sea más importante que nunca saber dónde está el límite.

No están dispuestos a pagar mucho más

Los datos de los estudios demuestran que ese límite está muy bajo. Un estudio de Morning Consult, en colaboración con The Hollywood Reporter, preguntó a los consumidores por esta cuestión (partiendo de una muestra estadounidense). Los consumidores se mostraron receptivos ante un formato de suscripción que le haga pagar más pero acumular en un único pago las suscripciones que les interesan.

Eso sí, pagar no quieren pagar mucho. El precio óptimo de pago mensual por el paquete de suscripciones está en los 21 dólares, con una horquilla entre los 17 y los 27 en lo que sería aceptable. Al cambio quieren pagar unos 18,8 euros y entre 15 y 25 euros, euro arriba euro abajo. En esa tarifa quieren meter lo que les interesa, pero algo que partiendo de los precios de mercado actuales parece complicado. En ese precio ideal solo podrían sumar las tarifas más baratas de CBS All Access, Hulu y ESPN+.

Esta cantidad es mucho más baja de lo que los consumidores están acostumbrados a pagar por sus servicios de cable (un 34% de los consumidores que los tienen en EEUU pagan entre 51 y 100 dólares al mes), pero deja bastante claro cómo son las cosas y qué esperan los consumidores. Ahora mismo, la mayoría de los consumidores paga como mucho por dos servicios de streaming. Un 66% paga hasta dos servicios y solo un 28% sube a tres o cuatro. Solo un 3% se va a cinco o seis.

Y si los consumidores no están dispuestos a pagar mucho más, ¿cómo pueden sobrevivir las plataformas de VoD sin publicidad?
Fuente: Puromarketing.com


Related Posts

Luces y sombras de la experiencia de consumidor: clave para el éxito, pero un reto demasiado complejo

Implicar al departamento de marketing resulta clave para lograr los mejores resultados  Entre las tendencias recurrentes que se han ido consolidando durante los últimos años y que se han asentado como una suerte de verdades indiscutibles en el mundo del marketing, está la del poder de la experiencia de consumidor. En un mercado excesivamente saturado […]

READ MORE →

La Generación Z siente la necesidad de tener el mayor control posible sobre la información y los impactos que reciben de las marcas

El Informe publicado por Selligent Marketing Cloud analiza las claves que ayudarán a las marcas a implementar las estrategias de comunicación y marketing adecuadas para conectar con este perfil de consumidor, joven y súper conectado En los últimos tiempos, las marcas están centrando su estrategia en el entorno digital y en un consumidor joven y […]

READ MORE →

Cada vez más pendientes de nuestro smartphone: invertimos una media 3 horas y 40 minutos cada día en el uso de nuestro smartphone

La llegada de los smartphones cambió radicalmente nuestra manera de comunicarnos, pero también impactaron rápidamente en muchos otros sectores. Con la popularización del formato app y la digitalización de la sociedad, el teléfono se convierte en una herramienta básica en nuestras vidas y una ventana personal al mundo del consumo. La comunicación, el ocio, el […]

READ MORE →

¿Pueden ser mejores las relaciones entre agencias y marcas? Las pautas que cambiarían las cosas?

Al final todo se resume en más transparencia desde ambas partes La relación entre marcas y agencias es compleja, por mucho que sea una de las más antiguas es las dinámicas de marketing. Las agencias de marketing y publicidad tienen una larguísima existencia, habiendo acompañado a las marcas en su conquista de los consumidores desde […]

READ MORE →

Facebook va a la guerra total contra TikTok. ¿Ha llegado ya tarde? Meta anuncia que Reels llegará a todas sus redes sociales, apostando por los vídeos que han hecho de TikTok su principal amenaza

¿Es la solución a los grandes problemas de Facebook impulsar su copia de los servicios de su emergente y más peligroso competidor en todas partes y en todos sus servicios? Facebook tiene un serio problema. La red social está perdiendo peso en el mercado, porque Facebook es cada vez menos relevante. Las cifras así lo […]

READ MORE →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top