¿Está realmente el logotipo de marca en crisis?

  by    0   0

El logo ha sido la piedra angular de la identidad de marca durante décadas, pero quizás sus años dorados han llegado a su fin

Crear una imagen poderosa y potente ha sido una de las grandes preocupaciones de las marcas. La construcción de la imagen ha estado muy vinculada a varios elementos, que eran los que tenían que establecer las pautas para que los consumidores identificasen a la compañía y para que se acordasen de ella. En la lista ha estado desde un primer momento – y de manera muy destacada – el logo. Los logos han sido uno de los elementos clave y cruciales en la estrategia de posicionamiento de las marcas.

Pero en los últimos tiempos la suerte del logo ha empezado estar mucho menos clara, creándose ciertas corrientes que empujaban a ‘terminar’ con ellos o a mirarlos de un modo completamente diferente. El logo ha dejado de ser un elemento sagrado dentro de la identidad corporativa y ha empezado a ser visto de un modo mucho más crítico.

De hecho, se podría decir que los primeros que comenzaron a tener una visión crítica del logo fueron los propios consumidores. Si hace unas décadas, el logo de una marca se podía ver como una suerte de marca, de elemento aspiracional, ahora ya no ocurre eso. Los consumidores ya no son tan marquistas y eso ha afectado a los logos. No hay más que pensar cómo, unas décadas atrás, la ropa llena de logos triunfaba y el modo en el que ahora los consumidores millennials sienten más bien un rechazo generalizado hacia ella.

La era del no-logo y el debranding

En ese contexto, apareció la tendencia al ‘no-logo’. Tras años de intentar poner el logo en todas partes, hace unos años empezó el proceso a la inversa. El logo empezó a desaparecer de los productos (especialmente del mundo de la moda) y la estrategia se comenzó a orientar hacia otros elementos a la hora de posicionar a la marca. El no-logo era una especie de síntoma temprano de una tendencia más general, la que han arrancado algunas marcas y algunas empresas y que ha sido bautizada como debranding.

En ella, se intentan reducir o eliminar los signos tradicionales de identidad de marca. El logo es uno de ellos y su peso va decreciendo en la presentación de los productos, de los servicios o de la propia marca. Uno de los mejores ejemplos para comprender este cambio es el boom de las tiendas de productos a granel en los últimos años, ubicuas en Europa. Lo que venden es una experiencia sin marca.

Y en eso está, en parte, la clave de cómo se posicionan estas marcas sin marca aparente o atenuada. Lo importante es la experiencia, lo que el consumidor hace en relación a la marca o sus productos y en base a eso se articula el mensaje. Además, en el análisis de este movimiento también se ve una suerte de proceso de reacción. Tras años de abusar de los logos y de los elementos de identidad de marca (no hay más que pensar en cómo eran los 90) y saturar el mercado con ellos, los consumidores se han cansado, los logos y los demás elementos han perdido relevancia y las empresas tienen que jugar con otras bazas.

¿Deberíamos poner al logo en cuarentena?

Pero a eso quizás habría que sumar otra cuestión. Quizás el logo, que ha sido visto como una suerte de Santo Grial de la identidad de marca, no lo sea tanto. Quizás el logo no sea tan importante y sobre todo le importe mucho menos a los consumidores de lo que se podría pensar por todo el ruido que generan en la industria.

Eso es lo que apunta un columnista en Fast Company, que recuerda que los logos por ellos solos en realidad ni dicen nada ni son realmente nada. El logo ni es la marca ni dice realmente muchas cosas, defiende. No es que el logo deba desaparecer, porque sigue teniendo su uso, pero el logo no debería ser, recomienda, la base de la fundación de la identidad de la marca.
El logo, apunta, es solo una parte de la identidad y una parte además de lo que se percibe a través de uno de los sentidos. Las marcas se construyen a partir de muchos más elementos y son mucho más complejas. En el mercado actual, por ejemplo, los propósitos se han convertido en cruciales y en una parte destacada de la identidad de la marca.

Por tanto, el logo no debería estar en un pedestal y ser considerado lo más importante. La identidad de la marca es un mix de muchas más cosas, desde la atención al cliente a las políticas de recursos humanos, pasando por el propio producto o el impacto de la marca.
Fuente: Puromarketing.com


Related Posts

Luces y sombras de la experiencia de consumidor: clave para el éxito, pero un reto demasiado complejo

Implicar al departamento de marketing resulta clave para lograr los mejores resultados  Entre las tendencias recurrentes que se han ido consolidando durante los últimos años y que se han asentado como una suerte de verdades indiscutibles en el mundo del marketing, está la del poder de la experiencia de consumidor. En un mercado excesivamente saturado […]

READ MORE →

La Generación Z siente la necesidad de tener el mayor control posible sobre la información y los impactos que reciben de las marcas

El Informe publicado por Selligent Marketing Cloud analiza las claves que ayudarán a las marcas a implementar las estrategias de comunicación y marketing adecuadas para conectar con este perfil de consumidor, joven y súper conectado En los últimos tiempos, las marcas están centrando su estrategia en el entorno digital y en un consumidor joven y […]

READ MORE →

Cada vez más pendientes de nuestro smartphone: invertimos una media 3 horas y 40 minutos cada día en el uso de nuestro smartphone

La llegada de los smartphones cambió radicalmente nuestra manera de comunicarnos, pero también impactaron rápidamente en muchos otros sectores. Con la popularización del formato app y la digitalización de la sociedad, el teléfono se convierte en una herramienta básica en nuestras vidas y una ventana personal al mundo del consumo. La comunicación, el ocio, el […]

READ MORE →

¿Pueden ser mejores las relaciones entre agencias y marcas? Las pautas que cambiarían las cosas?

Al final todo se resume en más transparencia desde ambas partes La relación entre marcas y agencias es compleja, por mucho que sea una de las más antiguas es las dinámicas de marketing. Las agencias de marketing y publicidad tienen una larguísima existencia, habiendo acompañado a las marcas en su conquista de los consumidores desde […]

READ MORE →

Facebook va a la guerra total contra TikTok. ¿Ha llegado ya tarde? Meta anuncia que Reels llegará a todas sus redes sociales, apostando por los vídeos que han hecho de TikTok su principal amenaza

¿Es la solución a los grandes problemas de Facebook impulsar su copia de los servicios de su emergente y más peligroso competidor en todas partes y en todos sus servicios? Facebook tiene un serio problema. La red social está perdiendo peso en el mercado, porque Facebook es cada vez menos relevante. Las cifras así lo […]

READ MORE →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top