El dinero que pierde la industria por los influencers falsos: Una cifra que ya pasa de los mil millones de dólares

  by    0   0

El 15% de toda la inversión en influencers acaba en manos fraudulentas

Para los marketeros, los influencers gorrones, los falsos y todo el engagement y los seguidores de mentira se han convertido en un serio problema. Todos estos comportamientos y esta realidad están creando una falsa situación en lo que a influencers se refiere y están haciendo que confíen en datos y realidades que no son ciertos.

Cada vez las marcas y las empresas son más conscientes de ello y más críticas con esta situación, lo que ha hecho que en los últimos meses la burbuja influencer – y la visión de que son los salvadores de todos los problemas de las marcas – haya empezado a pinchar. Se es cada vez más consciente de que la realidad de los influencers es mucho menos bonita de lo que parecía a simple vista.

Esa existencia de un universo «fake» en lo que los influencers toca no es solo un problema de imagen y un lastre por estar haciendo que los mensajes no lleguen a quien deberían estar llegando. Es también un problema de peso en lo que a gasto se refiere. Las empresas están invirtiendo mucho dinero en el marketing con influencers y usando de forma intensiva a estos profesionales para llegar a sus audiencias deseadas. La existencia del fraude en datos de seguidores y resultados y la presencia de influencers que no merecen tal nombre está logrando también que pierdan dinero. Parte de la inversión que realizan se está colando por esas rendijas.

No es además una cantidad mínima ni residual. El impacto que los influencers falsos tienen en la industria y el eco de sus prácticas se miden ya en miles de millones de dólares.

El 15% de todo lo que se invierte

Eso es lo que acaba de demostrar un estudio de CHEQ. Según sus conclusiones, el 15% de todo lo que las marcas y empresas gastan en influencers acaba en manos de los ‘malos actores’ del mercado y permite llegar, por tanto, a seguidores falsos.

Sus estimaciones apuntan a que en 2019 se cerrará con una inversión de 1.300 millones de dólares en influencers falsos, una cantidad que subirá a los 1.500 millones el año que viene. En el estudio, reconocen que la cifra se queda todavía lejos de los 23.000 millones que se estima mueve el fraude en marketing digital pero, aun así, el impacto de los falsos influencers es muy nocivo en términos de imagen de marca.

Según las conclusiones del análisis, los influencers falsos dañan la salud de la marca y la confianza que los consumidores tienen en ella. Los consumidores se fían menos de las marcas que los usan para llegar a las audiencias.

Un mercado en auge

Además, el mercado de lo falso en lo que a los influencers toca no parece que vaya a retroceder o a posicionarse de un modo más débil. Los responsables del estudio hablan de que se registra «casi un fraude institucionalizado» en la industria, como demuestra el hecho de que ya haya una suerte de precios «estándar» de mercado para la compra de falsos seguidores en las diferentes plataformas sociales.

A eso se suma que se ha desarrollado una mayor automatización en los procesos de creación de audiencias falsas, con herramientas «más y más sofisticadas» que se encargan de hacer aumentar esos seguidores fake. Por eso, los responsables de la investigación no creen que el fraude en el marketing con influencers vaya a desaparecer ni tampoco que se vaya a frenar su crecimiento.

Teniendo en cuenta, además, que los responsables de marketing han dejado claro estudio tras estudio que están cada vez más interesados en los influencers y que los consideran más cruciales que nunca (y que van a invertir más en ellos) se puede comprender todavía mejor por qué es un problema serio.
Fuente: Puromarketing.com


Related Posts

El papel de la publicidad digital para impulsar el crecimiento de las marcas a largo plazo

Un nuevo estudio independiente presentado hoy por Nielsen, Nepa y GfK y encargado por Meta, aborda esta cuestión y demuestra que la publicidad digital contribuye al retorno de la inversión a largo plazo. Los consumidores pasan el 72% de su tiempo en los medios de comunicación en los canales digitales*. Con una mayor atención por […]

READ MORE →

Cafés, universidades, galerías de arte y más: cómo la Argentina está creando su propio metaverso

Por muchísimos años, el metaverso fue un concepto completamente desconocido para las personas en general. Todo cambió el 28 de octubre de 2011, cuando Mark Zuckerberg anunció el cambio de nombre de su compañía Facebook a Meta. La movida no fue ingenua. La consultora Analysis Group asegura que si esta innovación evoluciona al mismo ritmo […]

READ MORE →

Construir marca en tiempos revueltos: la estrategia de marketing debe partir de una base diferente

Un estudio reciente confirma que seguir haciendo lo mismo de siempre ya no funciona  ¿Están los consumidores demasiado saturados y esto hace que las marcas les resulten cada vez menos relevantes? Esa es, posiblemente, la pregunta del millón que se hacen marcas, marketeros y demás players de la industria. Además, el contexto no ayuda. A […]

READ MORE →

Marketing y Metaverso: No vale con pensar que está de moda. Se necesita perfilar expectativas

No solo habrá que diseñar nuevas estrategias, también asumir que se debería medir el éxito de manera diferente  El metaverso ha llegado y todo apunta –o al menos eso es lo que repiten los analistas de mercado– que lo ha hecho para quedarse. Esto implica nuevos retos y nuevas acciones, pero también obliga a que […]

READ MORE →

Luces y sombras de la experiencia de consumidor: clave para el éxito, pero un reto demasiado complejo

Implicar al departamento de marketing resulta clave para lograr los mejores resultados  Entre las tendencias recurrentes que se han ido consolidando durante los últimos años y que se han asentado como una suerte de verdades indiscutibles en el mundo del marketing, está la del poder de la experiencia de consumidor. En un mercado excesivamente saturado […]

READ MORE →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top