¿Adiós al dinero en efectivo?: la crisis podría normalizar y asentar las formas de pago alternativas

  by    0   0

El uso de tarjetas ha aumentado notablemente, pero también el de soluciones de pago móvil

#pagosmóviles
#pagossincontacto
#efectivo
#experiencia cliente
#tecnología

En la panadería de mi barrio, pre-crisis del coronavirus, no incentivaban el pago con tarjeta. De hecho, ni siquiera era muy consciente de que aceptaban tarjetas y que tenían un datáfono. Cuando estalló la crisis, y por razones obvias, la panadería empezó a permitir pagar con tarjeta cualquier cosa. No solo eso: en los escaparates pegaron dos gigantescos letreros pidiendo que lo hiciésemos. Es lo que han hecho la mayoría de los negocios. En una panadería-confitería de moda un par de calles más allá un letrero en el escaparate avisa: «hemos eliminado el pago mínimo si quieres pagar con tarjeta».

El movimiento es una de las recomendaciones recurrentes durante esta crisis. Para reducir el contacto y la exposición al virus de los vendedores, lo más recomendado es pagar todo con sistemas telemáticos de pago. Cuanto menos contacto mejor, lo que hace que las tarjetas contactless y los sistemas de pago móvil parezcan las opciones más recomendadas.

Y, de hecho, el crecimiento de estos formatos de pago durante estas semanas ha sido muy elevado. Los datos de las compañías de tarjetas y pagos así lo demuestran. Según Mastercard, por ejemplo, los pagos móviles y los pagos sin contacto han crecido en un 40% en la crisis del coronavirus. «Los clientes están buscando una forma rápida de entrar y salir de las tiendas sin intercambiar dinero, tocar terminales o cualquier otra cosa», explicaba su CEO, Ajay Banga, hace unos días.

A eso hay que sumar que la banca ha aumentado por defecto el límite que tenía a los pagos contactless. Hasta ahora, cada compra superior a los 20 euros suponía tener que introducir el número pin de la tarjeta. Ahora, y de forma temporal, eso solo ocurrirá con las compras de más de 50 euros. Con ello la banca espera potenciar que se pague con tarjeta y no con efectivo.
Y a eso se podría añadir que los consumidores y sobre todo los comerciantes están probando formas nuevas de pago que hasta ahora se les resistían o que usaban grupos muy concretos. Por ejemplo, Bizum, la herramienta de pagos móviles que han integrado ya muchos bancos españoles, ha aumentado su números de clientes. Ya tienen 8 millones de usuarios, gracias a las altas que ganaron estos días.

De los 700 establecimientos comerciales que aceptan esta forma de pago en España, 400 se han dado de alta en abril.

¿Un cambio estructural?

La gran pregunta es qué pasará cuando todo esto termine. ¿Ha sido la crisis la puerta de entrada para que los usuarios se acostumbren a no pagar en efectivo todavía más? ¿Y lo será para eliminar las barreras de los comercios? Aunque cada vez hay más soluciones que reducen costes y simplifican el proceso de cobro, no pocos comerciantes siguen siendo reticentes a aceptar pagos con tarjeta o sistemas de pago móviles.
De hecho, los datos de los estudios ya apuntan a que las empresas no están muy conformes con esta tendencia de cambio. Según un estudio de Intrum, dos de cada cinco empresas españolas están convencidas que una sociedad sin efectivo incrementaría sus costes.

Y a eso se suma que un 36% piensa que una sociedad sin efectivo les llevaría a perder clientes. A las empresas les preocupan también los potenciales problemas de seguridad. Cuatro de cada 10 empresas temen que la eliminación del efectivo las exponga a más ciberataques.

Sin embargo, muchos clientes habrán sentido que esta experiencia ha simplificado su día a día y ha mejorado la experiencia de consumo. Quizás, para estos consumidores, volver atrás sea mucho más complicado.
Fuente: Puromarketing.com


Related Posts

El papel de la publicidad digital para impulsar el crecimiento de las marcas a largo plazo

Un nuevo estudio independiente presentado hoy por Nielsen, Nepa y GfK y encargado por Meta, aborda esta cuestión y demuestra que la publicidad digital contribuye al retorno de la inversión a largo plazo. Los consumidores pasan el 72% de su tiempo en los medios de comunicación en los canales digitales*. Con una mayor atención por […]

READ MORE →

Cafés, universidades, galerías de arte y más: cómo la Argentina está creando su propio metaverso

Por muchísimos años, el metaverso fue un concepto completamente desconocido para las personas en general. Todo cambió el 28 de octubre de 2011, cuando Mark Zuckerberg anunció el cambio de nombre de su compañía Facebook a Meta. La movida no fue ingenua. La consultora Analysis Group asegura que si esta innovación evoluciona al mismo ritmo […]

READ MORE →

Construir marca en tiempos revueltos: la estrategia de marketing debe partir de una base diferente

Un estudio reciente confirma que seguir haciendo lo mismo de siempre ya no funciona  ¿Están los consumidores demasiado saturados y esto hace que las marcas les resulten cada vez menos relevantes? Esa es, posiblemente, la pregunta del millón que se hacen marcas, marketeros y demás players de la industria. Además, el contexto no ayuda. A […]

READ MORE →

Marketing y Metaverso: No vale con pensar que está de moda. Se necesita perfilar expectativas

No solo habrá que diseñar nuevas estrategias, también asumir que se debería medir el éxito de manera diferente  El metaverso ha llegado y todo apunta –o al menos eso es lo que repiten los analistas de mercado– que lo ha hecho para quedarse. Esto implica nuevos retos y nuevas acciones, pero también obliga a que […]

READ MORE →

Luces y sombras de la experiencia de consumidor: clave para el éxito, pero un reto demasiado complejo

Implicar al departamento de marketing resulta clave para lograr los mejores resultados  Entre las tendencias recurrentes que se han ido consolidando durante los últimos años y que se han asentado como una suerte de verdades indiscutibles en el mundo del marketing, está la del poder de la experiencia de consumidor. En un mercado excesivamente saturado […]

READ MORE →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top