Vía Pública: Orgullo y polución visual.

  by    0   0

No volvía a Europa desde el año2000.

Me sentía cómoda y relajada mientras caminaba durante jornadas enteras rememorando lugares especiales y descubriendo otros por las calles de Ámsterdam, Londres y París.
Grandes capitales por cierto donde, y a pesar de ello, no vi –ni sentí- ritmos urbanos frenéticos ni personas conectadas exclusivamente con sus aparatos móviles. Extraño.
Por fuera del resto de las experiencias placenteras, me preguntaba qué otros factores coadyuvaban al estado de gracia en el que me hallaba.

Víctima asumida de la deformación profesional, caí en la cuenta de que mientras caminaba podía ver lejos y limpio al final de las calles que recorría. Claro, no había cables aéreos y los circuitos publicitarios se circunscribían a zonas puntuales con una producción y mantenimiento impecable de los dispositivos.

El control remoto que tenemos en el cuello, más que hacer zapping sin registrar lo que estábamos viendo, focalizaba en una comunicación por vez logrando foco e internalización de cada pieza y mensaje.
Pero sobre todo, evitando la sensación estresante de agobio que suele producir el bombardeo de imágenes y caótica fijación de circuitos y dispositivos que acostumbramos sufrir sin darnos cuenta en nuestra benemérita ciudad.

Cada elemento cumplía con el objetivo con el que había sido concebido: impacto, lectura, comprensión y destaque en un contexto parecía único (sólo parecía ya que la cobertura se respeta pero sin perderse en un mar de estímulos, al final desdibujados por la sobreabundancia).

El efecto producido por esta estética urbana no era menor.
Un entorno ordenado, armonioso, limpio y cuidado serena los ánimos y ayuda a no neurotizarse con el vaivén citadino lógico e invitaba a prestar atención a cada mensaje.

Un capítulo aparte merecen las vidrieras de los negocios, lo dejamos para la próxima.

Y me quedo pensando… ¿será que ya en el siglo XXI aprendieron a cuidar y valorar lo que construyeron centurias de historia? (incluyendo al derecho de sus prójimos de disfrutar del aire y la arquitectura de calles y paredes seculares), ¿será que entendieron aquello de la “calidad de vida”?

¿Será que están orgullosos de sus ciudades?

Rocío Salas Alvarez
Directora de 4Desight

 


Related Posts

Lo que marcas y empresas pueden aprender de cómo las Apps nos mantienen enganchados

Nuestros móviles se han convertido en un elemento que nos mantiene atrapados y que logra que le dediquemos tiempo y más tiempo a lo que ocurre en sus pantallas. Y no hay más que ver los titulares de muchas noticias y pararse a escuchar los comentarios que hacen no pocas personas para descubrir que en […]

READ MORE →

Los 10 mejores destinos para celebrar Fin de Año

1. Madrid, España “En la Puerta del Sol, como el año que fue…”, eso cantaba el conocido grupo musical Mecano recordando todas las Nocheviejas que se han celebrado en tan célebre plaza madrileña. El reloj de la Puerta del Sol es el mecanismo más famoso de España, el que marca para la gran mayoría de […]

READ MORE →

Las 7 playas más lindas del mundo

De Brasil a Italia, los destinos que enamoran con sus mares infinitos y sus arenas blancas. Éstas son las playas más espectaculares alrededor del planeta Cuáles son algunas de las playas más impactantes alrededor del planeta Nada mejor que un destino de playa. Días de tomar sol, tardes para bañarse y jugar en el mar […]

READ MORE →

Cómo la idea de “una buena vida” ha cambiado y como las marcas deben jugar con ello

Si hay algo que las marcas y las empresas han tenido que tradicionalmente hacer ha sido el dar respuesta a las necesidades más profundas de los consumidores. Las cosas que compramos no solo buscamos que nos den una respuesta a nuestras necesidades concretas y cotidianas, sino que nuestros intereses y lo que nos lleva a […]

READ MORE →

La Navidad está en vivirla

La experiencia, esa es la clave para triunfar durante la campaña de Navidad La campaña de Navidad es uno de los momentos más importantes del año, ya que es una de las épocas en las que los consumidores gastan más, compran más y son menos críticos y reticentes a la hora de consumir. La Navidad […]

READ MORE →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top