¿Se debería regular de forma clara el trabajo de los influencers? 

POSTED ON junio 12th  - POSTED IN Sin categoría

La frontera entre publicidad e información entre lo que publican los influencers es muchas veces peligrosamente difusa

La última gran tendencia del marketing en redes sociales es la de apostar por el influencer. Los influencers se han convertido en uno de esos elementos recurrentes, en lo que recomiendan los estudios y los análisis, en la nueva fuente de problemas para la industria (ahí están los influencers gorrones y cómo han lastrado la imagen y el trabajo de los influencers en general) y en la gran preocupación de los responsables de marketing, que necesitan comprender mejor de qué va todo esto. Estos son algunos de los puntos que los influencers y su boom (casi burbuja) han entrado en la lista de temas para el debate, pero no son los únicos.

De hecho, a la lista de temas para el debate, se debería empezar a sumar otra cuestión. ¿Deberían los influencers estar sujetos a una regulación mucho más clara? ¿Deberían los consumidores tener mucho más visible lo que es y lo que no es publicidad en sus perfiles?

Al fin y al cabo, ahora mismo se podría decir que en el terreno de los influencers todo el monte está siendo orégano. Los medios de comunicación de todos los tipos tienen que hacer frente a ciertas restricciones sobre cuándo y cómo incluyen publicidad y tienen que dejar claro qué son los anuncios y qué no lo son. En el terreno de los influencers, sin embargo, todo está en una más o menos difusa nebulosa.

Un Salvaje Oeste no regulado

Como ya apuntaban los estudios que llegaban desde Estados Unidos cuando arrancó el booom (y que era donde todo estaba empezando), el marketing con influencers era una suerte de Salvaje Oeste de normas muy poco claras y en el que todos corrían simplemente a por el oro. Uno de cuatro influencers reconocía entonces que alguna marca le había pedido de forma activa que no mencionase que lo que estaba haciendo era publicidad.
La FTC, el regulador del mercado estadounidense, empezó entonces a investigar y a determinar que los influencers estaban jugando al despiste con los anuncios. La publicidad estaba ‘altamente encubierta’. Aunque el regulador hizo investigaciones y recomendaciones, no hay todavía leyes claras específicas sobre lo que pueden o no pueden hacer los influencers.
Y no las hay a ningún lado del Atlántico, aunque en algunos mercados las autoridades de algunos mercados ya ofrecen guías de buenas prácticas.

¿No es un problema?

De entrada, la publicidad que se hace en Instagram y otras redes sociales estaría ya sujeta a la Ley y los influencers tendrían que seguir las mismas pautas que los anuncios online. Sin embargo, la cuestión parece estar dejándose un tanto de lado. Nadie se ha quejado a las autoridades y a los organismos de control de lo que hacen los influencers y nadie se ha sentado tampoco a estudiar (como hizo la FTC en su momento) lo que estaban haciendo y del modo en el que lo hacían.

Los propios influencers tienen además una visión sobre la cuestión clara: un 90% querría una legislación sobre la materia y que se establezcan así normas del juego claras.

Y algunas industrias también quieren que eso ocurra. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, por ejemplo, acaba de desarrollar un código de conducta para autorregular el uso de influencers en la publicidad del sector, algo creado por “la inquietud (…) sobre la necesidad de regular la publicidad en redes sociales y más especialmente el papel que en ella desempeñan los influencers”, como apuntan en su web.
Fuente: Puro Marketing.com

Las experiencias multisensoriales cambian las decisiones de compra en tiendas y restaurantes

POSTED ON junio 6th  - POSTED IN Sin categoría

Una música más suave, por ejemplo, hace que comamos de forma más saludable 

La formación en comunicación empresarial, estrategia y dirección para los responsables de la comunicación de hoy

Una de las cuestiones que han ido dejando claro los diferentes estudios sobre cómo consumen los ciudadanos y sobre lo que esperan de los espacios y zonas vinculados al consumo es que las expectativas ya no son ahora lo que eran antes. Puede que antes las tiendas y los demás escenarios vinculados al consumo y las compras se vieran como un espacio para simplemente acceder a los productos y en el que lo importante era el momento mismo de la compra y adquisición. Sin embargo, ahora mismo, lo que los consumidores esperan y lo que quieren es algo ligeramente diferente.

Ahora los consumidores quieren experiencias y buscan además que esas experiencias sean de lo más completas y de los más complejas.

Y esas experiencias, especialmente cuando más completas y más inmersivas sean, tienen un efecto directo sobre los consumidores y sobre su percepción del estado de las cosas. Eso es lo que acaba de demostrar una investigación realizada por la Sibelius Academy de la Uniarts Helsinki. La mezcla entre comida, luz, colores, muebles, disposición de las mesas, atmósfera, sonido y entorno crea una experiencia multisensorial que tiene un efecto en cómo se comportan los consumidores y en cómo se sienten.

Los investigadores estudiaron el modo en el que el entorno y su disposición afecta a las decisiones de compra de los consumidores tanto en restaurantes – donde analizaron cómo repercutían a la hora de escoger la comida – como en las tiendas de alimentación.

Cómo cambia tu ánimo

Las conclusiones generales es que todos esos elementos, de una forma coordinada, tienen un impacto directo en el consumo, porque hacen que los consumidores se sientan de un modo y se comporten por tanto de una manera asociada a ello. Por ejemplo, en si se cambia el entorno en un supermercado y se añaden sonidos vinculados con la naturaleza en la sección de frutería, las ventas de frutas y verduras crecen en un 20%.
Pero la clave no está solo en cambiar los sonidos y poner un toque de ciertos elementos para conseguir los mejores resultados, sino en crear una experiencia mucho más completa y mucho más compleja. Tiene que hacerse un diseño que tenga en cuenta todos los elementos que impactan en el espacio y que conectan con los diferentes sentidos.
Así, no solo se trata del volumen de la música o del tipo del sonido, sino también de tener en cuenta las características acústicas del espacio para comprender cómo ese sonido llegará – o no – al consumidor. Y esto tendrá que establecerse de un modo vinculado con otros elementos.

Comida sana según la música

En los restaurantes, otro de los elementos que han estudiado los expertos, el entorno y los elementos sensoriales vinculados al mismo hace que los comensales se sientan menos cómodos. La comida es un elemento social y los elementos sensoriales hacen que se reduzca o se mejore esa sensación.

Estos datos son paralelos a otro estudio, este realizado por la Universidad de South Florida, sobre cómo la música afecta a nuestras decisiones en restaurantes. Cambiar la música que suena no solo cambia el ánimo de los consumidores, sino que también afecta a sus decisiones de compra y hasta a si tomamos decisiones más o menos sanas. Una música más suave hace que nos sintamos más calmados y más relajados, lo que suele llevar a que se piense más qué pedir y que se tomen decisiones más saludables. Si la música es suave, es más probable que te pidas una ensalada o algo sano.

Sin embargo, si el entorno del restaurante es ruidoso y la música está más alta y es menos suave, el comensal se siente más estimulado y más estresado.

Acabará pidiendo comida menos sana y con más grasa, como patatas fritas o una hamburguesa.
Fuente: puromarketing.com

5 tendencias que están marcando la ruta del marketing actual y su futuro más inmediato

POSTED ON junio 4th  - POSTED IN Sin categoría

El marketing móvil es el nuevo favorito y la importancia de los influencers podría descender

El marketing digital supone cada día una consecución de desafíos que los markerters afrontan cada año. La actualidad está marcada por las nuevas tecnologías que emergen con los últimos avances, por lo que los profesionales deben adaptarse para dar respuesta a la demanda del cliente y conseguir un resultado óptimo.

Según se sucede la transición tecnológica de la era del ordenador a la del móvil, surgen nuevas tendencia de marketing dentro del mundo digital. Por ello, y a pesar de que en reiteradas ocasiones hemos abordado estos aspectos, resulta fundamental tener claras al menos las tendencias de marketing digital más destacadas en la actualidad y de cara al futuro más inmediato.

El marketing móvil es el gran favorito

Puede sonar obvio, pero cabe recordar que los dispositivos móviles suponen a día de hoy más del 60% de todos los minutos digitales del mundo entero, incluyendo publicidad y búsquedas en Facebook. La toma de posesión móvil continuará con su expansión completa a partir de este mismo año, por lo que las técnicas de marketing digital se basarán en la plataforma móvil.
No obstante, esto no significa que los ordenadores queden obsoletos en cuanto a publicidad digital, pero sí perderán fuerza progresivamente. El móvil adquiere tal importancia, que es para muchos su herramienta de trabajo. Razón por la cual, son muchos quienes piden préstamos rápidos o invierten buena parte de sus ahorros para comprar uno de los últimos modelos en el mercado.

La importancia de los influencers podría descender

Si bien es cierto el marketing de influencers ha alcanzado un puesto privilegiado entre las tendencias actuales, lo cierto es que presenta un punto negativo para las empresas: no pueden medir los resultados que pueden conseguir.

Existe una alta probabilidad de que el mercado de los influencers se derrumbe en un futuro próximo y la actual burbuja termine por romperse a medida que las marcas se decidan por otros métodos promocionales orgánicos más asequibles y efectivos. Y es que a la hora de aumentar el ROI, los métodos orgánicos clásicos siguen siendo los más demandados.

Los datos predominarán

Ya en 2017 se integraron los datos en las campañas de publicidad online, pero el marketing basado en datos irá en aumento. Los profesionales del marketing crearán sus estrategias sobre la base de una comprensión clara del comportamiento del consumidor, y el recorrido general que este realiza desde la búsqueda hasta la compra. Estrategias que ya llevan a cabo conocidas empresas como la de Moneyman, cuyo fin es supervisar desde cero cuál es la ruta de compra que sigue el cliente, así podrá determinar qué es lo que le impulsa a comprar.

Los anuncios serán más útiles

A la hora de llegar al público objetivo, los anuncios son los claros ganadores entre las campañas de marketing digital. Pero la audiencia ha dejado de prestarles la atención que antes tenían, por lo que los profesionales deberán reconstruir la estrategia publicitaria. Los anuncios útiles serán los que realmente tendrán su lugar en los nuevos planes, marcados por un objetivo muy específico y con la capacidad de atraer al público objetivo. De esta forma, se puede esperar que las plataformas de anuncios móviles como Facebook, Instagram y Snapchat registren un importantísimo crecimiento a lo largo de los próximos años.

La realidad aumentada marcará las reglas del juego

Pokémon Go demostró con creces lo que la realidad aumentada puede hacer con las redes sociales. A medida que siga aumentando el número de usuarios de teléfonos inteligentes mundialmente, distintas marcas tenderán a utilizar la realidad aumentada para establecer un compromiso mejor con los consumidores, en un futuro próximo.

Un claro ejemplo es que esta tecnología dará a las marcas la posibilidad de mostrar distintos tipos de contenidos, en función de la ubicación del cliente. Los expertos ya prevén la inserción de esta en plataformas sociales de alto impacto como son Instagram y Facebook.
Fuente: Puromarketing.com

Las emociones también son cruciales en el marketing B2B 

POSTED ON mayo 28th  - POSTED IN Sin categoría

Quienes toman las decisiones quieren optimismo y rechazan todo aquello que lo lastra 

Las emociones son un elemento destacado en lo que a estrategia de marketing se refiere. Los responsables de marketing han comprendido la importancia de las emociones para conectar con los consumidores y para hacer que los productos que lanzan y los mensajes que ofrecen destaquen en medio del ruido que generan todos los mensajes de todas las marcas.

Apelar a las emociones no solo hace que el mensaje destaque, sino que además también tiene un poderoso impacto en las decisiones de compra que toman los consumidores o en el hecho de que los productos se queden o no instalados en la memoria a largo plazo del consumidor. Si a eso se suma que las emociones están muy vinculadas a cuestiones como pueden ser el convertirse en lovemarks, se comprende mucho mejor la situación y por qué para los responsables de las marcas y de su estrategia de marketing se han convertido en una cuestión tan importante.

Pero cuando hablamos de emociones y marketing, del usar las primeras para potenciar a las segundas, se suele hablar de forma bastante habitual del entorno del marketing B2C. Se habla del consumidor final, de la persona de a pie. Las emociones, y el modo en el que estas afectan a las decisiones de compra, se ven como un elemento más del marketing de consumo.

Las emociones también son importantes para el marketing B2B

Y en esa situación – y partiendo de esos elementos – quizás se está olvidando el potencial que las emociones tienen en el marketing B2B. Las emociones también pueden impulsar el marketing B2B y ayudar a conectar mejor con los profesionales y con aquellos que se encargan de tomar las decisiones. De hecho, como recordaban en un análisis no hace mucho, las emociones tienen el mismo rol en los dos tipos de marketing y ayudan también en los diferentes pasos de la compra en el B2B.

Las emociones son además muy importantes y necesarias en elementos que el marketing B2B ha empezado a emplear de forma cada vez más eficiente, como es el caso del storytelling. Las historias tienen que ser contadas de forma eficiente y de forma emocional.

Pero no solo eso: las conexiones emocionales también se dan en el universo B2B y también son importantes. Un estudio señalaba que los compradores B2B son un 50% más probables compradores de un producto o de un servicio si le ven valor personal. En algunas ocasiones, las marcas de este ecosistema logran establecer además poderosos vínculos emocionales con el comprador y con el usuario.

El mercado B2B quiere optimismo

Y. como acaba de demostrar otro estudio, este de Gyro y el Financial Times, las emociones son muy importantes para impulsar la toma de decisiones a nivel de negocios y tienen que ser por tanto muy tenidas en cuenta por los marketeros. En general, el mercado analizado (todos situados por encima del nivel de director) buscan el optimismo. En un mercado global en el que hay incertidumbre, quieren un antídoto. Quieren algo que les haga sentir más optimistas. Y eso es algo que tienen que tener en cuenta quienes quieren conectar con ellos.

Los encuestados tienen claro qué buscan en los demás. Quieren liderazgo (70%), una cultura corporativa que encaje (83%) o un socio que sepa gestionar los momentos de fricción (86%). Esto es lo que buscan cuando están decidiendo quienes se van a convertir en sus socios de negocios.

Lo interesante del estudio es que, además, ha identificado cuáles son aquellas emociones que, cuando las generan los otros, hacen que los directivos se sientan de forma negativa. Son, en definitiva, las emociones que ‘asesinan’ el optimismo que buscan (y son por tanto las que los marketeros deben evitar). Se trata de la incertidumbre (77%), el prometer de más (69%) y de la arrogancia (69%).
Fuente: Puromarketing.com

Lo que las marcas deben saber sobre cómo son los jóvenes seguidores del fútbol

POSTED ON mayo 24th  - POSTED IN Sin categoría

Emplean más canales para hablar de este deporte y siguen siguiendo los partidos en directo

El fútbol mueve millones. Los mueve de forma directa, con los grandes fichajes de los equipos y los movimientos directos de las compañías del mercado futbolístico, compañías por otra parte con valoraciones millonarias. Los mueve también de forma indirecta, con no solo muchos productos derivados e industrias que hacen caja gracias al mercado del fútbol sino también con todo lo que las marcas y las empresas hacen para posicionarse usando al fútbol para posicionarse.

Este deporte tiene muchos elementos muy positivos para las marcas y para las empresas, al menos si saben jugar bien sus cartas y si en el camino no se le cruzan problemas. Por un lado, está el elemento más obvio. Las audiencias futbolísticas son millonarias y el potencial por tanto de eco que tiene es muy importante. Posicionarse vinculado a todo esto permite llegar a audiencias muy amplias y posibilita una exposición muy importante, como demuestra el interés que las grandes marcas muestran siempre en los grandes eventos futbolísticos (aunque quizás el próximo Mundial no sea el mejor ejemplo).

Por otro lado, el fútbol está muy vinculado a un sentimiento de comunidad. Los seguidores del equipo no son solo fans entusiastas, sino que establecen entre ellos unos vínculos mucho más poderosos. Es casi como una suerte de grupo gigante de amigos. Y, en un terreno en el que las marcas buscan estas conexiones emocionales, esto es un poderoso y nada desdeñable valor.

Los nuevos seguidores del fútbol

Pero, como ocurre con tantas cosas, el fútbol no es un elemento inamovible. La industria ha cambiado, los seguidores de este deporte también lo han hecho y las marcas y las empresas tienen que ajustarse a lo que los fans quieren y hacen para poder seguir conectando con ellos. Y ¿cómo son ahora los seguidores del fútbol?
Un estudio británico acaba de analizar cómo son los seguidores más jóvenes de este deporte (los que tienen entre 16 y 24 años) y cómo se sienten en relación con el juego y los equipos protagonistas. “Nuestro nuevo estudio muestra claramente que los modernos seguidores del fútbol son cosmopolitas, curiosos culturalmente y apasionados”, explica uno de los responsables del estudio.

¿Qué implica esto? De entrada, se podría decir que los seguidores jóvenes ya no viven en una especie de nicho o de burbuja de contenidos, sino que siguen varias fuentes, tienen intereses diversos en el deporte y conectan de forma mucho más masiva.

Redes sociales y fútbol

Por ejemplo, las redes sociales se han convertido en un elemento muy importante en las conversaciones sobre fútbol y el seguimiento del deporte. Un 58% de los jóvenes emplea de forma regular Whatsapp para hablar de fútbol. A ellos se suman el 32% que usa Snapchat y el 24% que emplea Twitter. El fútbol llega hasta a redes sociales que no están de entrada tan claramente asociadas a ella. Por ejemplo, un 15% de los jóvenes también publican contenidos asociados al fútbol en Instagram.

Lo interesante, sin embargo, es la creciente consciencia de lo que se mueve en redes sociales y de cómo esta información puede tener ciertas implicaciones. El estudio ha concluido que los jóvenes son cada vez más conscientes del riesgo de que las redes sociales se conviertan en cámaras de eco para sus contenidos y para sus posiciones, pero también con cómo lo que publican puede afectarles en el futuro. Son más conscientes de cómo los comentarios que publican afectarán en algún momento a su marca personal.
Aun así, las redes sociales son solo el 8,6% del tiempo destinado a consumir fútbol y a hacer cosas relacionadas con el fútbol. Un 34% del tiempo se destina a ver partidos en directo, un 16,6% al gaming, un 13,8% a jugar al fútbol y un 11% a consumir contenidos relacionados con resultados y análisis.
Fuente: PuroMarketing.com

Qué debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a hacer marketing con influencers

POSTED ON mayo 22nd  - POSTED IN Sin categoría

Determinar cuánto pagar es complicado, pero las marcas y las empresas pueden partir de ciertas cuestiones para hacer que esa decisión sea más sencilla 

El marketing con influencers se ha convertido en un elemento determinante y decisivo en la estrategia general de marketing. Para las empresas y para las marcas, los influencers se han establecido como la respuesta de moda a algunos de los grandes problemas que tienen en sus campañas.

Los influencers logran saltarse más barreras de las que establecen los consumidores de las que lograr cruzar otros anuncios, sus mensajes suelen ser percibidos como mucho más relevantes que los que ofrecen otros formatos publicitarios y además suelen tener menos problemas para llegar a los consumidores de forma orgánica (no hay que olvidar que los influencers operan en redes sociales) de las que tendrán los mensajes de las marcas en general.

Pero, a pesar del interés que despiertan y de que parece que todas las compañías están intentando trabajar con ellos y emplearlos, los influencers también tienen su punto de complicación. Lo principal es, ahora mismo, que las empresas no saben cuánto o cómo pagarle y qué deben tener en cuenta antes de empezar a trabajar con ellos. Partiendo de un análisis de Warc, se podrían señalar varios puntos clave.

No cualquier influencer vale y no cualquier influencer te querrá

Quizás esta es la primera regla y la básica del marketing con influencers. No hay que dejarse llevar por lo que está haciendo la competencia y no hay que dejarse llevar por lo que se cree que se está viendo en un primer momento o a simple vista. No vale con que la persona con la que se va a trabajar tenga un ‘influencer’ escrito en su bio en la red social de turno. De entrada, el influencer tiene que encajar con la estrategia de la compañía y con sus objetivos. Tiene que servir para cumplir con un fin y para llegar al nicho de mercado al que se quiere llegar.

Pero, además, el influencer tiene que sentirse cómodo trabajando con la marca. Como señalan en el análisis de Warc, un 44% de los influencers necesitan que la marca y sus valores encajen con ellos para poder aceptar el trabajo. Un 73% reconoce, además, que pone más entusiasmo en la creación de contenido para una marca si esta le apasiona.

Sí, negociar la compensación va a ser complicado

Pero ese no será el único punto de partida que resultará complicado. Decidir qué se pagará y cómo se hará también lo es. De entrada, eso sí, hay que tener en cuenta que hay que pagar por el trabajo que hacen los influencers. El tiempo de pensar que simplemente vale con establecer una relación, regalar un producto y que el influencer hablará de ti se ha terminado.

Para el influencer – al menos para el que se dedica en serio a esto – esto es un elemento más de sus ingresos y una cuestión más que facturará. Encontrar cuánto se le pagará no es sencillo, como tampoco lo es determinar qué dirán y cómo lo dirán. Las marcas no pueden esperar que el influencer publique su anuncio sin más.

Hay que tener claro qué valor aporta todo esto

Y, quizás, el primer elemento clave para determinar qué se va a invertir en esto y cómo se pagará el trabajo del influencer está en tener claro qué aporta todo esto y qué se sacará de todo ello. El primero elemento a determinar es el valor que se recibirá, como también qué valor se aportará al influencer más allá de simple y llanamente el pago que se hará por el mensaje.

Este último punto es importante porque impactará en cómo recibirán los consumidores y seguidores del influencer de turno lo que este tenga que decirles. Cuando el mensaje aporta un elemento añadido, algo más para las audiencias, será recibido de un modo mucho más efectivo y con mucho más entusiasmo. Tener claro el valor que la marca espera recibir, por otra parte, hace que sea mucho más sencillo estimar el éxito o el fracaso de la campaña.

Hay que poner objetivos claros

En relación con este último punto, es muy importante tener claro qué se quiere lograr y cómo se va a hacer. Hay que marca claros los objetivos a conseguir pero también lo que se necesitará para lograrlo. ¿Con cuántos influencers se tiene que trabajar? ¿Cuántos mensajes se deben compartir? Solo así se conseguirá cumplir con los que se espera lograr.

Igualmente, es importante tener en cuenta otros elementos derivados y relacionados con lo que está haciendo el influencer y con lo que supone nuestra campaña. Hay que estudiar bien todos los elementos y tenerlos todos en cuenta.
Fuente: Puromarketing.com

Back to Top