¿Podría ser la Generación Z la gran esperanza del retail?

POSTED ON octubre 10th  - POSTED IN Sin categoría

Cuando los millennials se convirtieron en lo que a todos los directivos interesaba porque era el nicho de mercado por conquistar, los analistas empezaron la complicada carrera por intentar entenderlos. Ahora que los miembros de la Generación Z, los adolescentes, han irrumpido en el mercado también los analistas vuelven a tener que estrujarse la cabeza para comprenderlos a ellos también.

Los expertos ya señalan que hay que olvidar todo lo que se cree que se sabe para estudiar bien a estos consumidores. Se podría caer en la trampa de pensar que los Z son simplemente millennials más jóvenes, cuando lo cierto es que entre unos y otros hay ciertas diferencias. Los Z están creandol sus propios hábitos de consumo.

Los adolescentes – y de forma bastante sorprendente – prefieren ir a las tiendas. Eso es lo que acaba de desvelar un estudio de PriceWaterhouse Coopers (PwC). Cierto es que el estudio se ha centrado en cómo les gusta comprar de cara a la campaña de Navidad, lo que quizás pueda tener un cierto impacto entre el preferir un entorno o bien otro en lo que a espacios de compra y decisiones se refiere.

Para el estudio, todos los consumidores entre 13 y 21 años son considerados miembros de la Generación Z (los de 13 a 16 son la parte ‘joven’ del grupo demográfico). Los datos señalan que, aunque existe una cierta fractura dentro de la propia generación entre los más jóvenes de la misma y los de más edad, hay una cierta preferencia por lo físico frente a lo digital.
Así, entre la parte más joven de la generación, un 81% señala que prefiere comprar en tiendas físicas y un 40% de todos estos consumidores reconoce que solo comprará en ellas durante la campaña. Los miembros de más edad del grupo aseguran que dividirán sus compras.
Por qué les gustan las tiendas

¿Por qué los adolescentes aman las tiendas? Tiene mucho que ver con lo que aportan a mayores. Para los Z, las tiendas ofrecen “experiencias divertidas” y cosas en directo, lo que las hace especiales y lo que hace que sean algo más que simplemente comprar.

La clave está por tanto en la experiencia: a los Z les gustan porque ofrecen experiencias únicas y diferentes.

Lo interesante es que, a pesar de que los miembros de la Generación Z son considerados de forma bastante recurrente como una extensión de los millennials, en este punto chocan con sus hábitos y hasta con aquellas cosas que los millennials están hundiendo. Los centros comerciales, por ejemplo, están sufriendo el no ser del gusto de los millennials, lo que les ha llevado a una profunda crisis. Sin embargo, para los adolescentes – al menos para los más jóvenes – los centros comerciales no son nada a desechar. De hecho, le gustan mucho más que otro tipo de espacios de comercio. A medida que los centros comerciales añaden más capas de ocio los adolescentes están más convencidos de su potencial.
El retail debe ver los datos con pinzas

Pero, como recuerdan en Business Insider, las tiendas no deberían tomar estos datos como la gran panacea que solucionará sus grandes problemas, ya que la propia condición de adolescentes de los Z tiene un impacto extra que puede explicar por qué prefieren las tiendas.

Al fin y al cabo, no tienen tarjeta de crédito, necesaria para pagar en la red, y están todavía en una etapa de su vida en la que sus hábitos de consumo y de ocio dependen mucho de criterios que ya no se aplican a los millennials (como por ejemplo que tus padres te lleven a ese sitio o poder tener cosas por precios concretos). Lo que el retail debe prevenir es el que, cuando los Z lleguen a la edad de los millennials, no se les escapen.
Fuente: Puromarketing.com

3 razones por las que el diseño conceptual puede diferenciar sus estrategias de marketing

POSTED ON octubre 4th  - POSTED IN Sin categoría

El diseño no hace simplemente que las cosas parezcan bonitas. Provoca emoción, encarna los valores de la marca y atrae al público con experiencias personalizadas. Realmente hay que pensar en ello: ¿Se puede crear una experiencia de cliente exitosa sin diseño?

Como las marcas en todo el mundo están trabajando para subestimar a los competidores con diferenciadores de definición, están invirtiendo más en el diseño para hacer que la experiencia del cliente sea tan cautivante y memorable como sea posible. Para tener éxito en la experiencia, no se trata de lo que los marketeres hagan lo que están haciendo actualmente, sino más bien cómo los marketeres están tomando medidas para evocar experiencias transformadoras que resuenan en  audiencia.

El diseño puede ser el pegamento que mantiene unidas las iniciativas de marketing y branding para obtener una experiencia holística del cliente. Aquí hay tres maneras de diseño reflexivo que puede diferenciar su comercialización del desorden.

1. Diseño Personalizado de  la Experiencia de su Audiencia

Cada marketer sabe que es fundamental entender a su público objetivo antes de iniciar un nuevo proyecto o iniciativa. No sólo le ayudará a obtener mejores resultados, sino que también le dará feedback para personalizar su experiencia de marca del cliente.

La personalización puede ayudar a crear una experiencia de cliente tan impactante que su público lo llegará a esperar como el estándar de comercialización, si no lo han hecho ya.

Como primer paso, es importante definir las personas de audiencia que se pretende alcanzar y cómo cada una de esas personas consume y recibe contenido de manera diferente. ¿Cómo están sus puntos de contacto de marketing trabajando juntos para llegar a su audiencia de manera que no sólo los atraiga visualmente , sino que los llevará a comprometerse y convertirse en seguidores de la marca? La ejecución creativa trae ese conocimiento a la vida a través de la garantía de marca.

DESCARGAS GRATIS: Cómo construir una guía de marcas ganadoras

2. El diseño inspira a los departamentos a trabajar juntos

Para descubrir el cambio en las iniciativas clave de mercadotecnia, Adobe se asoció con eConsultancy para encuestar a 14,163 profesionales de marketing online, digitales y de comercio electrónico en donde están concentrando sus esfuerzos en 2017. Esta compilación de datos encuestados puede encontrarse en el “Digital Intelligence Briefing: 2017 Tendencias digitales “.

Entonces, ¿qué están diciendo?

El 77% de los encuestados está invirtiendo en diseño para diferenciar sus marcas. Pero ya no es responsabilidad exclusiva del departamento de marketing dirigir estos cambios, sino que debe permear a todos los aspectos del negocio.

86% de los encuestados coinciden en que las empresas impulsadas por el diseño superan a otras empresas.

82% de los encuestados valoran el pensamiento creativo dentro de sus organizaciones.

Sólo alrededor de una cuarta parte de los encuestados está totalmente de acuerdo en que el diseño de la experiencia de sus clientes es consistente en los mundos físicos y digitales.

Todo está en las personas de su equipo, ya que  pueden ayudar a elevar su marca porque tienen talentos que no pueden ser digitalizados,ellos son la  imaginación, la intuición, la ética y la  inteligencia emocional. ¿Y adivina qué? Estas personas no siempre residen en el departamento de marketing. Una pasión por la creatividad y el diseño a través de los departamentos puede ayudar a fortalecer la misión global de la marca para impulsar y alcanzar los objetivos de negocio.

A medida que avanzamos en una economía que mantiene su pulso en la narración de historias y conexiones emocionales, los clientes pueden diferenciar marcas auténticas de las inventadas. Los encuestados que trabajan en organizaciones que constantemente se esfuerzan por mejorar la experiencia del cliente son más de dos veces más propensos a decir que una exitosa experiencia con el cliente es responsabilidad de toda una organización, no solo de un departamento unido.

Transformar su empresa en todos los departamentos con una identidad de marca cohesiva visual y visceral ayudará a racionalizar los esfuerzos de marketing.

3. El diseño proporciona consistencia y cohesión para su marca

Ser una marca dirigida por el diseño significa tener un enfoque nítido en la experiencia general del cliente, promoviendo marcas con identidades cohesivas. Es importante recordar que la marca y la identidad de la marca son dos principios separados, pero necesitan trabajar juntos para una experiencia armoniosa. Aquí está un desglose:

Branding – una experiencia

Misión, valores fundamentales, visión, voz

Relación psicológica con el cliente

Intangible

Identidad de marca / diseño – lo que vemos

Colores, fuentes, logotipos, elementos gráficos, tratamientos, fotografía

Ayuda a crear la experiencia del usuario

Tangible – rostro de la marca

Las empresas enfocadas en el diseño están liderando el futuro de la experiencia del cliente creando experiencias de marca sin fisuras en todos los puntos de contacto que evolucionan con las expectativas y estándares de los clientes. Las empresas centradas en el diseño se destacan de los competidores al valorar un rasgo que no puede ser automatizado: la creatividad. Es en la encrucijada de como se ve una marca  y los sentimientos que provoca, que incita a un consumidor a tomar desiciones.

El status quo siempre está cambiando. ¿Cómo está modernizando sus esfuerzos de marketing con un diseño conceptual para romper el desorden?

Fuente: www.ama.org

4 maneras de alinear la comercialización tradicional y digital para el cuidado médico

POSTED ON octubre 2nd  - POSTED IN Sin categoría

Todas las buenas campañas de marketing deben incorporar una mezcla de publicidad tradicional y digital.

Los vendedores de los hospitales y las empresas relacionadas con el cuidado de la salud están acusados ​​de atraer nuevos pacientes. Sin embargo, por una variedad de razones -tal vez la presión de la junta directiva o las prácticas inveteradas- el marketing tradicional continúa siendo la estrategia de ir a la empresa.

Sin embargo, la era digital ha cambiado todo. El consumidor medio es bombardeado con más de 5.000 mensajes publicitarios al día de una variedad de fuentes, ya sea un anuncio impreso, una cartelera, una red social, un mensaje de texto o un anuncio gráfico en la web. Con tanta competencia, no es sorprendente que la comercialización tradicional ya no sea suficiente para adquirir nuevos pacientes.

¿Significa eso que la comercialización tradicional debe ser cortada enteramente? No. Pero sí significa que la comercialización necesita alinear los esfuerzos offline y online. Saber cuándo recurrir a expertos en marketing digital para ayudar a alcanzar los objetivos de marketing en general también es una pieza esencial para el rompecabezas. Aquí hay algunas estrategias para alinear lo tradicional con lo digital.

1. Optar por una estrategia complementaria, no todo o nada

El marketing tradicional, como carteles publicitarios y anuncios impresos, hace exactamente lo que se supone que deben hacer: difundir información. Funcionan bien para comunicar pasivamente los mensajes de marketing, pero pueden funcionar aún mejor si se transforman en un punto de lanzamiento para una estrategia digital. Sólo mediante la emisión de una llamada a la acción para obtener más información acerca de un hospital o una empresa relacionada con la salud por visitar su sitio web, el método tradicional es ahora el apoyo a una estrategia de marketing digital. Los dos pueden trabajar juntos para complementarse.

Cuando los pacientes son dirigidos a un sitio web, son capaces de conectarse más profundamente con la organización y consumir la información disponible para ellos en sus términos. Otros puntos de contacto digital a considerar incluyen el reencaminamiento para fomentar las visitas repetidas al sitio y el chat compatible con HIPAA en el sitio web.

2. Utilizar un enfoque de marketing digital multifacético para llegar a los consumidores

La gente tiene una variedad de maneras de consumir información y conectarse con las marcas, y es sobre todo en sus términos. Ya se trate de una aplicación móvil, un anuncio de televisión o un sitio web, los puntos de contacto del consumidor han aumentado, y los vendedores modernos necesitan incorporar las herramientas necesarias para llegar a los consumidores a lo largo de su viaje. La adopción de un enfoque multicanal sólo mejora la capacidad de un hospital o de una empresa relacionada con el cuidado de la salud de involucrarse con más personas donde están y de manera que les atraiga.

Algunas plataformas de medios funcionan mejor que otras dependiendo del público objetivo de una organización de atención médica. Sin embargo, usar todas las herramientas de la caja de herramientas es clave para expandir el alcance. Métodos tradicionales como vallas funcionan bien para captar la atención y dirigir a un sitio web o canal de medios sociales. Los canales de medios sociales son esenciales para cada organización de atención de la salud, pero se limitan a las personas que ya están conectadas y comprometidas. La ampliación más allá de los actuales seguidores y la implementación de una campaña de publicidad social amplía el alcance y puede ser estratégicamente orientada en función de la demografía, los intereses y los comportamientos.

Uso de Facebook para el marketing de atención médica

Incluso los spots de radio tradicionales pueden ser utilizados en un entorno digital como Pandora, Spotify y otros servicios de streaming. Estos servicios son excelentes plataformas multicanal porque, además de un mensaje de audio, puede utilizarse un anuncio gráfico. No se olvide de anuncios de televisión. Muchos hospitales y empresas relacionadas con el cuidado de la salud han hecho una inversión significativa en anuncios de televisión. YouTube es una alternativa digital a la televisión tradicional y puede ser dirigido eficazmente también.

La buena noticia es que los vendedores de atención médica tienen una variedad de opciones para llegar a más personas usando un enfoque multicanal.

3. Hacer conexiones personales a través de marketing digital

Los consumidores usan casi seis puntos de contacto en promedio al comprar un producto o servicio, casi la mitad usando regularmente cuatro. Cada vez es más difícil llegar y mantenerse en contacto con los clientes. Los métodos de marketing digital proporcionan una mejor oportunidad para que las organizaciones se conecten con un público específico en un nivel más profundo que los medios tradicionales. Eso es porque las herramientas disponibles para los vendedores les permiten crear programas personalizados que tamizar a través de millones de usuarios de redes sociales y dirigirse directamente a las personas que quieren llegar. Además de aprovechar los programas de medios sociales dirigidos, la creación de contenido interesante que los pacientes potenciales quieren leer aumentará las posibilidades de las organizaciones de atención de la salud de obtener los ojos en sus mensajes. De hecho, el 76% de las personas utilizan su feed de noticias de Facebook para encontrar contenido interesante.

4. Recurrir a los expertos

Hay muchas maneras que los vendedores de la atención sanitaria pueden acercar su mezcla de la comercialización. Sin embargo, con tantas opciones y enfoques, la creación de una estrategia y la ejecución de esa estrategia puede ser difícil, abrumadora y lenta. Al igual que los pacientes acuden a los médicos para recibir tratamiento, los ejecutivos de marketing deben confiar en expertos en mercadotecnia digital para ayudar a alcanzar los objetivos generales de marketing.

Los vendedores del cuidado médico tienen un montón de herramientas de la comercialización tradicionales y digitales a utilizar para aumentar su conocimiento de la marca de fábrica y para atraer a pacientes. Un método no es necesariamente mejor que el otro. El punto es que, cuando se utiliza en tándem, tanto las técnicas de marketing tradicionales y digitales pueden trabajar juntos para crear resultados eficaces y exitosos que crecen los pacientes, negocios y mindshare.

Fuente: www.ama.org

Los 10 pilares sobre los que debe reposar la estrategia de branding de una marca

POSTED ON septiembre 27th  - POSTED IN Sin categoría

El branding es muy importante: las empresas tienen que trabajar en el mismo cada vez que lanzan una marca al mercado, ya que al final es lo que permite crear una imagen de la marca, dotarla de valor y hacer que sobresalga sobre las demás. Tener una buena marca, una que resulte poderosa y reconocible, ayuda a llegar a los consumidores y permite que estos establezcan ciertas ideas y asociaciones con la marca y con sus productos.

Pero hacer branding no es fácil. Diferenciarse de los demás, cuando al final todo el mundo parece estar haciendo lo mismo, es complicado. Para las empresas de pequeño tamaño, el branding suena a montaña que es cada vez más difícil de escalar y en la que es bastante probable que sufran una avalancha.
Sin embargo, sí se puede trabajar en ello de forma eficiente, se tenga el tamaño que se tenga y se cuente con los recursos con los que se cuente si se tienen en cuenta ciertos elementos. Hay que tener claros cuáles son los pilares para hacer un buen branding, los elementos que jamás se deberían pasar por alto. Un análisis de Marketo acaba de establecer los 10 elementos determinantes que funcionan en las estrategias de branding exitosas.
Propósito

Y en propósito no hay que leer nada en términos de causa o de ayudar al mundo, sino más bien el elemento básico de lo que la marca es. Como señalan en el análisis, “el propósito de tu marca es la razón significativa por la que tu marca existe”. Esto es, ¿por qué es necesaria la marca y qué es lo que hace que el consumidor deba conectar con ella? La empresa tiene que ofrecer algo que solucione un problema a alguien, algo que un consumidor necesite.
Y eso es lo que es el elemento de base, especialmente porque esa solución de problemas es la que hace que los consumidores desarrollen ciertas emociones hacia la marca. Controlar qué emociones genera y usarlas como elemento de conexión puede hacer también que se dote a la marca de significado.
Visión

A la hora de crear una marca no solo hay que saber dónde está ahora mismo, sino también dónde va a estar en el futuro. La compañía detrás de la misma necesita en términos de negocio controlar cuál es el camino a seguir, porque necesita establecer una estrategia de negocio. Lo cierto es que esto es también muy importante en términos de branding. Se necesita saber hacia dónde se va a ir para tener una idea de cómo será el branding del futuro y lograr que lo que se hace ahora esté alineado con lo que se hará después.
Misión

No se trata de salvar el mundo ni de ninguna de esas cosas que se suelen decir, sino más bien de unir el propósito y la visión y establecer qué sale de ahí. La misión es lo que se espera conseguir partiendo de donde se encuentra la marca, lo que hace que la compañía avance por cierta senda. En realidad, es como automarcarse metas, pero será clave para establecer cómo se cuentan las cosas y cómo se construye la imagen que se transmite al mundo.
Valores

Los valores se han convertido en un elemento decisivo para los consumidores. Estos buscan marcas y empresas con valores, que defienden ciertas cosas y que tienen ciertas ideas. Pero, aunque esto no fuese así, los valores son cruciales también a la hora de crear una imagen. No se trata de posicionarse en una cosa o en otra, sino más bien en dar como los puntos cardinales sobre los que operará la marca.

Por ejemplo, una compañía que es verde tendrá que construir su imagen de marca partiendo de ese valor fundacional. Tener claros cuáles son los valores hace que estos se integren de forma más sencilla en la estrategia y que trabajen mejor a la hora de crear imagen de marca.
Posición

¿Qué lugar ocupa la marca frente a la audiencia, los competidores y los elementos que la hacen diferente? La cuestión es muy importante porque marcará cómo se relaciona con todos ellos y cómo construye su imagen de marca. No es lo mismo una marca que intenta posicionarse de forma cercana y próxima al consumidor, que una que busca transmitir una imagen de experto.

La posición viene muchas veces marcada por elementos externos con los que se puede jugar para situarse mejor. Por ejemplo, Avis usó su posición de segundón en el mercado como un elemento para dar un impulso a su imagen de marca: sus eslóganes reconocían que era el número dos, pero apuntaban que estaban trabajando duro para dejar de serlo.
Personalidad

Hay que comprender qué es lo que hace que la marca sea diferente y lo que hará que los consumidores se sientan cercanos a ella. La personalidad de la marca, recuerdan en el análisis, tienen que ser un reflejo de lo que la audiencia es y de lo que la audiencia quiere ser.
Tono de voz y lenguaje

No es lo mismo decir una cosa de una manera que de otra, tanto en la forma como en el fondo. Las marcas tienen que escoger muy bien cómo hablan, ya que esto ayudará a marcar su personalidad y le dirá muy rápidamente a sus consumidores cómo son y qué quieren ser.

Además, tienen que tener mucho cuidado a la hora de establecer estos puntos, porque además de ser la manera más rápida de transmitir ese mensaje es también una de las más rápidas de destrozarlo, como demuestran los casos de marcas que intentan ‘ir de modernas’ y no lo logran. El lenguaje tiene que ser además flexible, recuerdan en el análisis. Hay que crear unas reglas generales que guíen, pero no ser esclavos de ellas.
Mensaje central

Una vez que se saben todas estas cosas y se tienen claros todos estos elementos, la compañía tiene clara cuál es la posición y la personalidad de la marca y puede trabajar sobre ello. Tiene que crear el mensaje central, el que funcione como corazón de cómo se transmite la marca y que funciona como carta de presentación que la diferencia.

Este mensaje tiene que ser subyacente a todos los formatos de comunicación que emplee la marca, como recuerdan en el análisis. Tiene que estar en todas partes y tiene que ser lo suficientemente claro como para que todo el mundo dentro de la compañía pueda memorizarlo, comprenderlo y compartirlo de forma rápida y clara.
Sistema de identidad visual

Otro de los elementos clave que surgen tras aclarar todos estos puntos y usarlos para crear una identidad de marca que sea eficiente es el sistema de identidad visual. También podríamos llamarlo libro de estilo. Es el manual en el que todos los elementos de la identidad confluyen y al que se puede echar mano para comprender todos y cada uno de los elementos que va a necesitar la compañía y sus trabajadores a la hora de comunicar.
Expresión

Esto es, el cómo se habla de tu marca. Este punto es el más difícil de controlar, pero las compañías pueden trabajar en él creando herramientas que ayuden a posicionar el mensaje que desean y, sobre todo, trabajando los puntos anteriores para dar consistencia a la imagen de la marca.

Fuente: Puromarketing.com

Los supermercados online tendrán que cambiar hábitos y costumbres para llegar al consumidor

POSTED ON septiembre 25th  - POSTED IN Sin categoría

El comercio electrónico ha ido conquistando poco a poco más y más áreas de negocio. Cuando internet comenzó a ser uno de los espacios en los que los consumidores también compraban cosas, arrancó con productos que parecían ‘sin riesgos’. Los internautas compraban sobre todo billetes de avión y hoteles, servicios más que productos; al tiempo que también se hacían con productos como libros o discos que no tenían muchas posibilidades de ‘salir mal’. No fue hasta que empezaron a confiar cada vez más en la red y a sentirse más cómodos con ella que empezaron a comprar otro tipo de productos, como ropa, calzado o hasta muebles. Ahora todo puede comprarse online y cada vez más consumidores lo están haciendo.

Pero, en esa conquista de las compras online, las marcas y las empresas intentan sobre todo encontrar qué será la próxima gran cosa, el próximo gran mercado a explotar, especialmente ahora que todos los mercados posibles parecen ya ‘conquistados’. En internet se vende y se compra de todo, así que ¿cuál será el próximo nicho de mercado que haga la fortuna de quien opere en él?

Los grandes jugadores del mercado están apostando por la alimentación. Los supermercados se habían mantenido al margen de las compras online hasta hace unos pocos años, cuando empezaron a ser conquistados por los diferentes jugadores. Los supermercados ‘de siempre’ han empezado a vender online e incluso cadenas que tenían páginas pobres y una presencia casi testimonial en el mercado online han empezado a preparar sus cartas. También han aparecido pure players de la alimentación en la red, aunque por ahora en mercados como el español no están consiguiendo tanta tracción.

Y, por supuesto, los grandes jugadores del comercio electrónico se han lanzado ya a la conquista de sus potenciales compradores. Amazon ha afinado posiciones lanzando diferentes propuestas relacionadas con la alimentación y ha comprado (en una inversión milmillonaria) una cadena de supermercados estadounidense.
Es una cuestión de hábito

Sin embargo, conquistar el mercado de los supermercados y la alimentación no va a ser tan fácil como hacerlo con otros nichos de mercado. De entrada, las propias condiciones del mercado son muy diferentes a las que operaban en otros escenarios. No es lo mismo vender libros que enviar una compra a domicilio y distribuir productos frescos. Para distribuir productos frescos se necesita tener almacenes de los mismos cerca del consumidor. A eso se suma que confiar la logística de la alimentación a terceros complica mucho las cosas.

Además, en la venta de alimentación hay que vencer otras barreras. Y es que los consumidores todavía no han cambiado el chip. Reeducar a los compradores para que hagan la compra online implicará un trabajo de replanteamiento de las cosas y de reconversión de hábitos. Si hay una gran razón para que los compradores no hagan aún la compra online es, como apuntan en Quartz, porque siguen prefiriendo escoger lo que compran en el supermercado ellos mismos.
La cuestión no es solo una apreciación, sino un dato estadístico extraído de un estudio de Morgan Stanley. Los consumidores que no compran online alimentación reconocen en un 84% de las ocasiones que la principal razón para comprar estos productos online es que prefieren verlos físicamente y escogerlos.
Por qué no gusta?

Como apuntan en el análisis de Quartz la cuestión no está solo en la calidad del producto sino también en que muchas veces los consumidores tienen preferencias muy personales con respecto a los frescos, lo que hace que sea difícil darles exactamente lo que quieren. A pesar de ello, los jugadores lo intentan y las diferentes compañías que están posicionándose en el mercado intentan formar a sus trabajadores de almacén para que escojan bien los productos.

Y, además, es algo que no ha cambiado. Otros puntos que frenan la adopción de la compra online han visto cómo bajaban sus indicadores, pero no ha pasado con este. Por ejemplo, en 2016 el 34% pensaba que los productos eran más caros que en la tienda, algo que ahora solo cree el 26%.
Este no es el único problema que tienen los supermercados online. Los compradores también tienen problemas para recoger la compra porque no están durante el día (16%), no tienen un servicio que les sirva (11%) y sus supermercados online no sirven frescos (10%). Pero lo preocupante está en que cada vez más consumidores que no compran online lo han probado y no han salido convencidos. Un 27% lo hizo en 2017, frente al 17% que lo había hecho el año anterior.

Fuente: Puro Marketing

La reputación tiene un impacto directo sobre los resultados de las compañías

POSTED ON septiembre 19th  - POSTED IN Sin categoría

La reputación, la principal preocupación de marcas y empresas

A medida que va mejorando la reputación, va mejorando también el impacto en las decisiones de compra de los consumidores. Un 77% reconoce comprar cuando la reputación de una empresa es excelente.

¿Qué es lo que más preocupa a los responsables de marcas y empresas? La lista de preocupaciones y de elementos que les quitan el sueño a sus responsables es posiblemente muy larga y muy variada, aunque en términos de marketing y de comunicación la lista se puede acortar a ciertos elementos que destacan por encima de los demás. Algunos de esos elementos son, por otra parte, los que tienen un impacto más transversal y losque hacen que las compañías teman más por su posición en el mercado.

Las empresas y las marcas están ahora especialmente preocupadas por su reputación y por cómo los consumidores las ven. Según un estudio del British Standards Institute (BSI), que a pesar de su nombre analizó las preocupaciones de las compañías en varios países de todo el mundo, la reputación se ha convertido en la prioridad destacada entre los ejecutivos. Los directivos no solo ven a la reputación como un elemento clave, sino que además la ven como uno que podría estar en peligro.
De los diferentes elementos que el estudio barajaba como clave para mantener la resiliencia de la marca y en los que los riesgos son más peligrosos, los ejecutivos destacaron a la reputación. Esta logró posicionarse por encima de elementos como los aspectos financieros, el liderazgo y hasta la visión.
La reputación tiene un impacto directo sobre los resultados de las compañías. Aquellas que tienen una reputación en línea con la media los consumidores solo compran sus productos en un 23% de los casos. A medida que va mejorando la reputación, va mejorando también el impacto en decisiones de compra. Un 77% reconoce comprar cuando la reputación es excelente.
Que la reputación sea importante, no quiere decir que las compañías estén blindadas ante sus potenciales problemas. El 43% de los encuestados reconoce que su compañía es “fuertemente susceptible” en términos de riesgo de reputación.
Los riesgos para la reputación

¿Qué puede dañar la reputación de una marca o de una empresa? Tradicionalmente, ciertos elementos podían convertirse en los principales lastres para hundir a una compañía. Ahí estaban por ejemplo las malas decisiones (y que estas trascendieran al público) o estrategias no muy acertadas de comunicación. A eso se sumaba que los consumidores eran mucho menos permisivos y mucho más críticos con ciertos elementos y con ciertas cuestiones. Una política mala de recursos humanos ha sido, tradicionalmente, uno de los elementos que ha encendido las críticas y que ha lastrado la imagen pública de una empresa.

Se podría decir, por tanto, que hasta ahora las empresas tenían que comportarse bien para así evitar riesgos en la reputación. La reputación estaba ligada a sus propias acciones y a su propio comportamiento.
Pero las cosas se han convertido en un tanto más complejas en los últimos tiempos y las compañías han tenido que empezar a enfrentarse a nuevos riesgos reputacionales. Las redes sociales han hecho que cada día sea un potencial riesgo para su imagen pública y para su imagen. Por un lado, los problemas de reputación se crean mucho más rápido y de forma mucho más global. Por otro lado, el tener que comunicar tan rápido y de forma más dinámica hace que cada vez sea mucho más fácil cometer un error e impactar con ello en la imagen de la compañía.

Sin embargo, no todos los problemas están limitados a eso. Internet también ha tenido un impacto sobre la estrategia de las compañías en términos de reputación corporativa abriendo nuevas potenciales brechas para los problemas, como puede ser la acción de los cibercriminales. A eso se suman otros riesgos reputacionales, no tan agresivos pero que pueden tener un impacto directo sobre la imagen de la marca. Es lo que ha ocurrido con la publicidad programática en los últimos tiempos: las empresas empiezan a darse cuenta de que no controlar dónde exactamente aparecen sus anuncios puede tener un impacto muy negativo en cómo los ven sus consumidores.
Fuente: PuroMarketing.com

Back to Top