Por qué las pymes necesitan también una estrategia de marketing

POSTED ON marzo 25th  - POSTED IN Sin categoría

Las grandes empresas no son las únicas que tienen que trabajar en su estrategia

En la estrategia de negocios y en el trabajo de posicionarse ante el cliente y “ganarlo”, el marketing es una pieza clave. Las historias de éxito se suceden y diferentes compañías han conseguido asentarse de forma destacada en el mercado empleando diferentes herramientas marketeras y conectando con los consumidores gracias a ellas.

Están los casos de hace unos años de las firmas que se asentaban gracias al boom de las redes sociales y las nuevas maneras de comunicarse que propiciaban en la relación con los consumidores, las empresas que usan el marketing de contenidos para llegar al consumidor o aquellas historias – muchas ya incluso muy antiguas – en las que un genio marketero logró que los consumidores se hiciesen siempre con un producto o con un servicio.
En esas historias de éxito no todos los protagonistas son grandes players del mercado. A veces, las estrellas son pequeñas y medianas empresas que han sabido comprender una lección que a las pymes no pocas veces les cuesta comprender. Las pymes también necesitan una estrategia de marketing y varias son las razones que sostienen esta afirmación.

Es un error pensar que es una cuestión de “ser grande”

Posiblemente, este es el principal error de partida. No pocos son los responsables de pequeñas y medianas empresas a los que la idea de tener una estrategia de marketing les suena un poco a ‘lo que haría Coca-Cola’, o póngase aquí el nombre de la gran multinacional que se prefiera. Creen que no es algo para ellos, porque su negocio es todavía algo muy pequeño y muy específico con un alcance mucho más limitado. Y ante su tamaño asumen que lo de hacer marketing no es algo que tengan que realmente hacer.

Se equivocan. Como tantas cosas para las que nos dicen que “no hay edad”, lo mismo se podría decir de la estrategia de marketing. No hay un tamaño que haga que no sea necesaria. Para la estrategia de marketing, no hay tamaño.

Las grandes multinacionales han logrado emplearla de una forma que posiblemente las pequeñas empresas no pueden igualar? pero en realidad tampoco necesitan hacerlo. La estrategia de marketing se adapta a lo que se es y a cómo se es y debe partir de ese punto base. Cada compañía tiene simplemente que crear la suya, la que más se ajusta a lo que son y a lo que les importa.

Una empresa, por muy pequeña que sea, necesita darse a conocer

Al fin y al cabo, todas las empresas tienen que ser capaces de lograr que su público sepan que existe y para ello no tienen más remedio que echar mano del marketing. De hecho, fallar en este punto es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las pequeñas y las medianas empresas.

No hay más que pensar en los pequeños negocios que han ido apareciendo en el barrio de cada cual y la suerte que han corrido. Es bastante probable que todos tengamos muy presentes historias de fracaso. El bar que no dio tiempo a sus clientes a que lo descubriesen antes de cerrar sus puertas, la tiendita encantadora que había ocupado un bajo en una calle poco transitada y que una solo acaba conociendo por casualidad? Muchas de esas historias frustradas tienen un punto en común: los consumidores no sabían que aquel negocio estaba ahí.

La cuestión es además mucho más importante cuando el negocio en cuestión no es exactamente ‘mainstream’, cuando llega a un público nicho muy específico. Esperar que los consumidores lo descubran por casualidad es todavía más arriesgado en ese terreno.

Tienes que comprender a tus consumidores y conectar con ellos

La estrategia de marketing implica además conocer muy bien qué quieren tus consumidores y cómo se debe trabajar para conectar con ellos. Es una especie de guía que permite establecerse de forma sólida ante ellos y conectar con sus necesidades y expectativas. Permite saber qué buscan y también cómo ofrecérselo. Y eso no es algo que solo las grandes compañías deban hacer. Es algo que todas las empresas deben trabajar. Es casi una cuestión lógica.
La cafetería de la esquina tiene que saber no solo cuándo van a aparecer los picos de clientes, sino también qué tipo de café consigue que estos respondan mejor a lo que se les está ofreciendo. ¿Hace aquella marca de café que se consuman más o que haya más retorno de clientes? ¿O parece que prefieren aquella otra? Todos esos datos ayudan a darles lo que buscan. Todos esos datos son hacer estrategia, se mire como se mire.

La estrategia es clave para sobrevivir

Y es que, al fin y al cabo, la clave para encontrar un hueco en el mercado y para lograr asentarse en el mismo está en la estrategia. Las empresas necesitan saber qué van a hacer y cómo, tener unas pautas de actuación. Eso es lo que la estrategia de marketing hace por ellas, ayudándoles a determinar cómo y de qué manera harán las cosas.
Fuente: Puromarketing.com

Tres de cada cuatro carreras que se estudian actualmente en las universidades podrían quedar desfasadas en cuestión de años. Qué puestos se buscarán

POSTED ON marzo 22nd  - POSTED IN Sin categoría

El 75% de las profesiones del futuro no existen actualmente, según expertos. Es decir, tres de cada cuatro carreras que se estudian en las universidades podrían quedar desfasadas en cuestión de años.

Aún es complicado saber cuáles serán esas nuevas profesiones del futuro, pero hay quienes se atreven a acercarse a esta realidad.

Si bien muchas de ellas todavía no existen, las tendencias tecnológicas y el rumbo que toman las empresas permiten avisorar algunas que serán clave en el futuro.

1. Científico de datos

Big Data, Smart Data, Fast Data… La tecnología hace posible recopilar millones de datos sobre cada persona, ya sea a través del móvil, de Internet o de los dispositivos conectados. El análisis en tiempo real sobre datos filtrados será imprescindible para cualquier empresa que quiera ofrecer productos o servicios personalizados a sus clientes y poder mantenerse en el negocio.

Para ello será necesario que existan científicos capaces de dar valor a la información que proporcionen las máquinas. Empresas especializadas ya ayudan a sus clientes ya a transformarse digitalmente y aprovechar la inteligencia que proporcionan los datos para adaptarse al mercado.

2. Director de conocimiento

En un mundo cada vez más globalizado, las fusiones, compras y uniones de empresas de diversos sectores, procedencias o industrias serán cada vez más habituales.

Conseguir una cultura corporativa común, integrar equipos heterogéneos y ser capaces de comprender las sinergias posibles permitirá a las empresas que cuenten con un director del conocimiento, capaz de comprender las diferentes posibilidades que ofrece la nueva corporación.

3. Consumer manager

El community manager es una figura muy estrecha de posibilidades a la hora de generar negocio en la empresa. Ya no se trata tanto de comunicar y atraer usuarios al negocio, sino de ayudarles a tener una experiencia personalizada y satisfactoria de compra. El objetivo del Consumer manager es ayudar a atraer tráfico cualificado pero también a optimizar los ratios de conversión.

4. Vigilante Online

Estamos acostumbrados a entrar en una empresa y ver a un guardia de seguridad en la puerta, pero ¿por qué no ocurre lo mismo en el mundo digital? Contar con políticas estrictas de seguridad en el negocio online, ya sea a través de PC o de móvil, es elemental para evitar robos de información, ataques de denegación de servicio o secuestros de los activos empresariales.
La velocidad con la que aparecen nuevas tecnologías, reportes de ataques, familias de malware o fallas de seguridad de impacto global hacen de la seguridad un desafío cada vez más importante para las empresas, los gobiernos y los usuarios alrededor del mundo.

5. Broker de redes sociales

La comunicación entre equipos creativos de diferentes países o filiales de una misma organización tendrá que ser más fluida en un mundo globalizado.
El broker de redes sociales debe ser capaz de ver en tiempo real cualquier publicación realizada en Twitter, Instagram, Youtube y Facebook y “robarla con orgullo” para sacarle más partido a sus presupuestos en comunicación sin necesidad de incrementar gastos de producción o creatividad.
El rol de broker será ayudar a equipos de contenidos repartidos por todo el mundo a compartir sus trabajos y ser más eficientes y productivos.

6. Agregado de exportación

De la misma manera que las embajadas cuentan con agregados culturales, las empresas deberían contar con un agregado de mercados internacionales. Este debe servir para conocer el entorno de los países en los que quiere hacer negocio y poder así adaptar los productos a cada necesidad local, analizando algo más que el punto de vista de negocio o financiero.

7. Delegado de protección de datos

Con el objetivo de armonizar con los marcos normativos de protección de datos en distintos países y regiones del mundo, las empresas deberían contar con un especialista que sea capaz de implantar y controlar que toda la legislación se cumple.

8. Investigadores médicos

El incremento del nivel de vida provoca que aparezcan nuevas enfermedades y que se quiera mejorar la calidad de los pacientes. Especialmente para los que podrían padecer Alzheimer, diabetes o algún mal en la circulación sanguínea, que afectarán a los mayores, a las personas con comportamientos sedentarios o con malos hábitos alimenticios. Por ello, los profesionales especializados en la detección precoz de estas enfermedades serán muy valorados.

9. Electromédicos

Esta especialidad incluye campos tan específicos como la ventilación mecánica, la seguridad del paciente vinculada a la tecnología, la regulación del diseño de áreas críticas o la metodología Lean, entre otros asuntos impartidos por expertos en las distintas materias.

10. Ciberasesor financiero

Los bancos están emprendiendo la transformación digital y cada vez es más complicado encontrar a un asesor en una entidad física, pero los negocios y las inversiones siguen siendo necesarias.
Con un mundo digital lleno de posibilidades pero también de peligros, se hace necesario contar con expertos en tecnología financiera y de seguridad para evitar ser víctimas de fraudes, de blanqueos de capitales o de impagos de clientes.
Fuente: iprofesional.com

E-Commerce: En 6 meses facturó $ 98 mil millones

POSTED ON marzo 20th  - POSTED IN Sin categoría

El total de la facturación en el primer semestre representa más de 536 millones de pesos por día.

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) anunció los resultados del primer semestre 2018 en el marco de la 12va edición del eCommerce Day Buenos Aires. En la primera mitad del año, se registró un crecimiento del 59% de las órdenes de compra en comparación con el mismo periodo de 2017. La facturación alcanzó los $ 97.892 millones de pesos, lo que representa el 66% de la facturación del mismo período pero del año anterior.

Asimismo, los usuarios se mostraron más activos en los sitios de e-Commerce: el tráfico incrementó un 30% alcanzando 1.827 millones en lo que va del año. Además, el mobile tomó relevancia contando con un crecimiento en búsqueda y compra: el tráfico a través de esta herramienta fue de un 59%, mientras que las compras efectuadas representaron un 36%.

“En lo que va del año, se facturaron 536 millones de pesos por día a través del comercio electrónico y las órdenes de compra aumentaron un 59% respecto del mismo período del año anterior. Estos datos indican el continuo crecimiento del sector gracias a un mercado cada vez más maduro; desde la Cámara seguiremos trabajando en la profesionalización y desarrollo del sector., sostuvo Alberto Calvo Presidente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.  “Actualmente, el 1,4% del total de consumo minorista proviene del e-Commerce y se espera que en 5 años supere el 10%, agregó.

Otro  dato interesante es que 9 de cada 10 personas ya compraron online alguna vez. Esto refleja un mercado cada vez más maduro y confiable siendo que el 98% de los compradores finalizan su experiencia con un altísimo nivel de satisfacción.

Al respecto, Gustavo Sambucetti, director insitucional de CACE, dijo que “esta madurez se ve reflejado cuando los usuarios rompen la barrera de las compras usuales en tecnología o turismo y comienzan a comprar productos de categorías que per sé son de mayor frecuencia, como puede ser indumentaria, tickets de espectáculos o alimentos”.

En la actualidad, los 5  productos con mayor facturación son:

Vuelos internacionales
Hoteles
Vuelos domésticos
Televisores
Paquetes turísticos

Con respecto al uso de tarjetas de crédito, tanto el director insitucional como el presidente de CACE, aseguraron que continúa creciendo. De hecho, alcanzó un 82% de las preferencias de pago (plataformas de pago 61% y a través de un Gateway 21%).

En cuanto a la logística, la opción de retiro en tienda creció 57%, mientras que disminuyó el envío a domicilio, pasando del 44% en 2017 a 37% en los últimos 6 meses. Se mantuvieron los retiros en sucursal de correos con un 6%.
Por último, Sambucetti opinó sobre las perspectivas a futuro del e-Commerce y señaló que  espera un crecimiento similar al que tuvo estos años .
Fuente: www.Fortuna.perfil.com

La revolución de la atención al cliente: cómo las empresas tienen que ser capaces de responder a unas expectativas cada vez más elevadas

POSTED ON marzo 18th  - POSTED IN Sin categoría

La influencia del ecommerce y de internet hace que las expectativas fuera de la red también sean diferentes

Una de las grandes lecciones que las empresas han tenido que aprender en los últimos tiempos es que una de las claves principales en su relación con los consumidores es la atención al cliente. La atención al cliente marca la diferencia y, aunque en realidad lleva haciéndolo desde hace años y ha estado marcando el estado de las cosas desde cierto tiempo atrás, ahora se ha convertido en un elemento mucho más decisivo.

Para los consumidores es cada vez más importante el modo en el que los tratan y la manera en la que las compañías gestionan los puntos de interacción que mantienen con ellos. Las cosas no pueden quedarse de cualquier modo y las empresas no pueden ser tacaños con sus recursos en este punto. Hay que ofrecer la mejor atención al cliente posible.

Pero lo cierto es que, en la carrera por ofrecer la mejor atención al cliente posible, cada vez hay que tener más elementos en cuenta. Las nuevas tecnologías ofrecen una gran cantidad de herramientas para hacer las cosas mejor que nunca, pero también hacen que los consumidores tengan unas expectativas diferentes.

De hecho, muchas de las palabras clave que están marcando el debate en el terreno del marketing y de la estrategia de ventas ya apuntan en ese sentido. Saber, por ejemplo, que los consumidores se mueven en un entorno omnicanal no solo implica cambiar el modo en el que se venden cosas, sino también el que se sigue para conectar con ellos.
Lo que el retail enseña
El modo en el que está cambiando el retail y las expectativas asociadas al mismo muestran de un modo muy claro hacia dónde van las cosas. Como apuntan en un análisis en The New York Times, las tiendas tienen que prepararse para un futuro en el que una de sus piezas clave de atención al cliente y de conexión con él dejen de funcionar.

El “puedo ayudarle con algo” dejará de tener sentido en el futuro de la atención al cliente y dejará también de estar en conexión con lo que los consumidores esperan y quieren. Esto ocurrirá porque las empresas ya tendrán la información necesaria para que la pregunta sea irrelevante.
Como se espera con el ecommerce, ellos también tendrán que ser capaces de adelantarse a las necesidades de los consumidores y de posicionarse ante ellas. Los gigantes del retail ya están trabajando en este sentido. La empresa propietaria de Saks Fifth Avenue, por ejemplo, prevé que las tiendas “reconozcan” a los consumidores cuento entren por la puerta, lo que permitirá ofrecerle ya lo que quieren y lo que necesitan.

Datos, datos y más datos

La tendencia está clara, como apuntan en el análisis. El retail se va a centrar en lograr acumular la misma cantidad de datos sobre los hábitos de consumo de sus clientes que el ecommerce. Es decir, ellos también quieren tener datos y más datos para así poder ofrecer experiencias de consumo mucho más efectivas y que conecten mucho mejor con lo que los consumidores esperan y quieren.

Y aunque una directiva reconoce que ellos no pueden ser más Amazon que el propio Amazon, sí que pueden emplear la tecnología y los datos para cambiar su experiencia en tienda y conectar mejor con los consumidores.
Las expectativas de la industria van por sistemas de reconocimiento de los consumidores, de personalización de la oferta o de hacer el proceso de compra mucho más fácil. Es lo que los consumidores esperan en internet. Es lo que las tiendas tendrán que dar para lograr competir con el ecommerce en igualdad de condiciones.

Muchas de estas tecnologías abren, eso sí, puertas a nuevos potenciales problemas. Es lo que ocurre con el reconocimiento facial y con como su uso puede llevar a una invasión de la intimidad y también a transgresiones éticas.

Un experiencia diferente

Pero, con problemas o sin ellos, lo que queda claro es que la industria tiene que cambiar lo que hace y tiene que modificar lo que asume que funciona como mínimo común denominador. En el universo conectado y en el nuevo orden de experiencias de los consumidores, lo que se asume que es la buena atención al cliente es cada vez algo más sofisticado, más único y más personal.
Los consumidores quieren que los traten mejor, pero también que no les hagan perder el tiempo y que les ofrezcan lo que realmente quieren.
Fuente: Puromarketing.com

Por qué las empresas están eliminando el plástico de su packaging

POSTED ON marzo 15th  - POSTED IN Sin categoría

Compañías de diferentes sectores toman la decisión, mientras el plástico se convierte en un activo de marca tóxico

Si un material se ha convertido en una especie de icono del siglo XX y de cómo han cambiado las relaciones entre los consumidores y los productos (y la huella que estos generan), ha sido el plástico. El plástico se empezó a producir de forma masiva tras la II Guerra Mundial y se convirtió en el elemento que se empleaba para todo. Los productos eran de plástico, el plástico servía para todo y el packaging se llenaba también de plástico. Las empresas lo empleaban de forma masiva y crearon una cultura en la que el plástico se convertía en un material de usar y tirar. Una vez empleado, acababa en la basura.

El frenesí del plástico no ha terminado, pero sí la visión del material como una especie de solución mágica a todos los problemas. Cada vez se es más consciente del impacto que tiene en el entorno y la visibilización de problemas, como las grandes islas de plástico que flotan a la deriva en el océano, han ido mostrando la cara menos glamurosa del plástico.

Por tanto, en los últimos años el plástico se ha convertido en un activo tóxico. Lo ha hecho en la visión que los consumidores tienen del mismo, siendo cada vez más conscientes de su huella medioambiental, pero también a nivel legislativo. Los estados están aprobando cada vez más leyes que restringen el uso del plástico, como ha ocurrido con las bolsas de plástico y la ley que prohíbe su distribución gratuita. El plástico es ahora un problema más para las empresas.

Carlsberg ha eliminado las anillas plásticas

El plástico desaparece

Las empresas han ido anunciando medidas para reducir o eliminar el uso de elementos de plástico. Las pajitas, omnipresentes en las cadenas de comida rápida, fueron uno de los grandes temas del verano, a medida que grandes compañías iban anunciado que abandonaban su uso. Disney prevé erradicarlas en sus parques este año y Starbucks señaló que lo hará a partir de 2020.
Pero donde el peso de la nueva imagen negativa del plástico se está notando más es en el packaging. Las grandes compañías están empezando a cambiar cómo presentan sus productos, pero también lo hacen las pequeñas. El plástico – o más bien su ausencia – es uno de los temas candentes en diseño de packaging.
Hace unos meses, Carlsberg presentaba un nuevo pack de cervezas que eliminaba la anilla plástica que las unía y empleaba un adhesivo diseñado a medida.

La campaña de Carrefour para evitar los envases plásticos

Las cadenas de supermercados también están reduciendo el plástico o usando alternativas, como las bolsas de papel que usan ahora cadenas como Gadis o como Lidl. Otras, como Carrefour, están ensayando alternativas. La multinacional va a permitir en sus centros de España que los clientes “usen sus propios recipientes y bolsas para realizar sus compras en carnicería, charcutería, pescadería y frutería”, como explicaban en una nota de prensa. Los recipientes para el uso tendrán que ser transparentes y con tapa o, en el caso de la frutería, una bolsa o malla transparente.

Pero lo cierto es que la penalización del plástico no solo se centra en elementos puntuales. Algunas compañías han directamente suprimido su presencia de forma total. Samsung es una de las empresas que anunció que iba a eliminar el plástico de todo su packaging.

En una nota de prensa, hace unas semanas, apuntaba que desde ya la primera mitad del año iba a sustituir el plástico de todo el empaquetado de sus productos por “materiales ambientalmente responsables, como elementos reciclados, bioplásticos y papel”. La compañía se convertía así en una más de las que se sumaban a la llamada economía circular.

El nuevo packaging sin plástico de Samsung

Una bomba a punto de estallar

Lo interesante del movimiento de Samsung no es solo el salto al packaging libre de plástico, sino también lo que la compañía dijo cuando presentó la decisión. “Adoptaremos materiales más sostenibles para el medio ambiente, incluso si esto supone un incremento de costes”, explicaba en la nota de prensa del lanzamiento Gyeong-bin Jeon, director de Samsung’s Global Customer Satisfaction Center.

Este dato es importante porque permite comprender cómo han cambiado las cosas para las empresas y cómo el plástico se ha convertido en la bestia a eliminar. El coste en términos de imagen de seguir empleando plástico en exceso se ha convertido en demasiado elevado.

Un estudio de Greenpeace apuntaba hace unos días que España solo recicla el 25,4% de los envases plásticos que consume. En el análisis que la ONG hacía de los datos culpaba a las empresas de la situación, señalando que no se cumplía la obligación de “empresas envasadoras, distribuidoras y grandes superficies” de recuperar y reciclar el plástico y poniendo directamente el dedo de acusación en compañías concretas.

“Debemos cambiar radicalmente nuestro consumo”, declaraba en la nota de prensa de presentación de los datos Julio Barea, responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace. “La responsabilidad de este problema recae en las grandes compañías contaminantes, como Coca-Cola, Pepsi o Nestlé, que deben adoptar soluciones sostenibles y sistemas para detener esta crisis”, acusaba.
El plástico es por tanto una bomba de relojería para las marcas.
Fuente: Puromarketing.com

Por qué las empresas quieren ahora outsiders para sus equipos de marketing

POSTED ON marzo 12th  - POSTED IN Sin categoría

En vez de buscar a alguien que lleve muchos años en el sector, quieren a alguien que aporte una nueva visión

Uno de los tradicionales puntos clave cuando se buscaba un trabajo (desde un lado) y cuando se captaba talento (desde otro) estaba en analizar la trayectoria de los trabajadores. El contar con experiencia resultaba clave, especialmente cuando se intentaba llegar a puestos con cierto nivel de control. Alcanzar una posición más o menos senior dentro de la organización de una empresa sin contar antes con una trayectoria en esa industria era algo que más bien parecía imposible. Las compañías necesitaban saber que ibas a saber qué estabas haciendo.

Pero, sorprendentemente, una nueva tendencia está cambiando las cosas, al menos en la construcción de los equipos de marketing. En lugar de buscar a alguien con muchos años en el sector y con un importante conocimiento de lo que se hace en esa industria, ahora las empresas están buscando perfiles un tanto diferentes.

Quieren outsiders, personal que llegue desde fuera y que, con eso, se posicione de un modo distinto. Quieren savia nueva, porque esperan que con ello logren ver las cosas de otra manera y posicionarse ante los consumidores de un modo completamente diferente.

Eso es lo que acaba de demostrar Marketing Week en un análisis de los últimos movimientos del mercado laboral en marketing. No es que las empresas contraten a profesionales sin experiencia para puestos clave, pero sí que están valorando que la experiencia llegue desde otras vías y que el trabajador, por muy experto que sea, sea un outsider dentro de la industria para la que va a trabajar.

Lo hacen por varias razones. En primer lugar, está el que este trabajador pensará de una manera completamente diferente y aportará una nueva manera de ser creativo. En segundo lugar, el propio mercado hace que el movimiento tenga cada vez más lógica.

En la industria, sea cual sea la industria en cuestión que se esté analizando, las barreras y los límites son cada vez más difusos, como también los elementos que los separan de otros sectores y de otras áreas.
Al mismo tiempo, llegar al consumidor es cada vez más complicado. Cada vez hay más canales y más plataformas y cada vez más hay que competir con más mensajes y con más ruido de marca. Mientras, los consumidores buscan experiencias y que las marcas y empresas les ofrezcan cosas más sofisticadas.

Por qué fichar a alguien de otra industria

Esto hace que el universo en el que las marcas tienen que moverse sea más complejo que nunca y también que lo que se aprende en un sector pueda servir para comprender qué se puede hacer en otro.

Como explican en al análisis de Marketing Week, traer a profesionales de otros sectores puede ayudar a transmitir mejores prácticas de una industria a otra y también a romper con la inercia de lo que se está haciendo. Puede ser la clave que haga que, dentro de su industria, una empresa se diferencie de sus competidores. Y, al fin y al cabo, el marketing es en esencia marketing sin que importe en que entorno se esté aplicando.

“Simplemente abre tus ojos a maneras diferentes de hacer las cosas”, como explica al medio británico una marketera que pasó de una industria a otra.
Por tanto, el marketero carece de los conocimientos y del peso de ser una voz experta en el terreno en el que tendrá que aplicarse ahora, pero aporta su capacidad de ver las cosas de un modo completamente diferente y de llegar a ellas de una manera que no es la habitual en ese mercado.

Por qué pasarse a otro sector

Para los marketeros, además, el movimiento de un sector a otro y el cambio pueden servir para romper con algunos de los problemas a los que se enfrenta la industria del marketing a nivel recursos humanos.
Los trabajadores de marketing suelen estar frustrados en sus trabajos y lo están por muchas y muy variadas razones. Una de ellas es la sensación de estancamiento, de que han llegado ya a lo que pueden hacer y que no pueden ir mucho más allá. El cambio hace se empiecen cosas nuevas, que se entre en culturas corporativas diferentes y que se hagan cosas diferentes.
FUente: Puromarketing.com

Back to Top