Archive : Month

Por qué no puedes mandar a todos tus clientes el mismo mensaje: la importancia de la personalización en email marketing

POSTED ON octubre 30th  - POSTED IN Sin categoría

Aunque tiene una vida muy larga y ha sido una de las herramientas de marketing digital que ya estaban presentes en los primeros años de la red, el email marketing continúa siendo uno de los formatos preferidos de los profesionales del marketing. El ROI del email marketing es todavía muy elevado y a las empresas les resulta rentable.

Además, a diferencia de otras herramientas de marketing digital, los responsables de marketing continúan teniendo el control sobre el canal, el mensaje y los receptores. Esto ha ido ganando relevancia a medida que el social media marketing se ha convertido más complejo: el poder ha pasado de las empresas a los consumidores – ahora, el usuario es quién manda.

Pero las marcas no deben olvidar que el email marketing también obliga a establecer una estrategia – no basta con seguir trabajando como hacían hace 20 años: las expectativas de los clientes han evolucionado notablemente.
El presente y el futuro inmediato del email marketing pasan por la personalización. Las herramientas disponibles en el mercado, como las que ofrece AB Tasty, permiten ajustar quién y cuándo un usuario recibe el mensaje, e incluso qué contenidos se envían a cada uno. Los mensajes deben ajustarse a lo que les interesa, a lo que se sabe de ellos y al momento en el que se encuentran dentro del proceso de compra. Deben servir como un elemento que aporta valor (en el momento correcto) y que logre, por ello, crear un vínculo entre la empresa y el consumidor.

Los consumidores buscan la personalización

Los estudios no hacen más que confirmar la importancia de la personalización en el email marketing. Un estudio apuntaba, de hecho, que los consumidores ya esperaban recibir ese tipo de contenidos personalizados y daban por sentado que las marcas iban a hacer ese trabajo. Como señalaban en las conclusiones, los consumidores se han acostumbrado ya a las experiencias, e incluso a las ofertas, personalizadas.

El consumo de contenidos, como ocurre en plataformas como Netflix o Spotify, ya se hace así, lo que ha creado expectativas a la hora de acceder a los servicios de las marcas. Los consumidores reconocían, además, que su respuesta ante un mail que parecía ‘creado específicamente’ solía ser más positiva. El estudio reflejaba que el 50,75% de los encuestados en Europa estaban de acuerdo con esa afirmación, y que un 31,34% lo estaba en un grado todavía superior.

El email marketing, recordaban en las conclusiones del estudio, usaba una herramienta que estaba pensada para las conversaciones 1-to-1, lo que hacía todavía más importante que el contenido fuese personal. En una conversación, tienes que reconocer al consumidor y adaptar tu mensaje debidamente.

Por otra parte, los internautas están recibiendo cada vez más mensajes. Sus bandejas de entrada están llenas de correos por leer, lo cual hace que sea incluso más importante lograr llamar su atención y conseguir así que haga clic y lea. Algunos estudios ya hablan, por ejemplo, de que la mejora en la probabilidad de apertura cuando se personaliza el contenido es de un 26%.
Además de afectar la tasa de apertura del contenido, la personalización logra también empujar más al cierre de la compra. Un estudio de Epsilon, por ejemplo, señalaba que la personalización en marketing mejoraba la fidelidad a la marca, las ventas y la conexión entre la empresa y los consumidores. La probabilidad de que los consumidores compren un producto es un 80% superior cuando han recibido experiencias personalizadas.

Por tanto, resulta evidente que personalizar es una obligación en la estrategia de marketing digital.

No se reduce a un «Hola, Fulanito»

Además de comprender la importancia de la personalización, los profesionales del marketing deben entender qué se entiende hoy en día por ello y cuáles son las expectativas de los consumidores.

A veces, se comete el error de simplificar demasiado la idea de la personalización y dar por sentado que solo son necesarios ciertos marcadores ‘estéticos’: es más que cambiar el nombre de los consumidores en los envíos y en saludarlos de una manera personalizada. Ni siquiera se queda solo en la idea de acompañar ciertas compras con el envío de emails específicos. Hacer un buen trabajo de personalización de email marketing obliga a ir mucho más lejos, usando de la forma más efectiva posible la información disponible sobre los consumidores.

El proceso de personalización no se debe quedar únicamente en el texto que recibe el usuario. Tiene que empezar mucho antes y marcar lo que está haciendo el profesional del marketing desde la ‘raíz’, por así decirlo, de la estrategia de email marketing. Así, se necesita definir el perfil de los clientes, segmentando a los potenciales receptores por nichos y ajustando ya ahí qué se mandará a cada grupo.
Importa que envíes una campaña de email marketing al «Querido Fulanito» cuando le vendes, por ejemplo, un máster que ya hizo o para el que le faltan estudios para acceder; o cuando estás insistiendo en que reserve el hotel que ya ha comprado. Esta primera segmentación tiene que ser demográfica, basándose además en los datos que se han acumulado sobre los consumidores y sus hábitos de consumo.

Una vez se hayan definido los distintos nichos de usuarios con los que se puede contactar, hay que tener en cuenta los elementos contextuales y otros valores que ayudarán a personalizar el contenido y crear oportunidades de ventas.

Pueden parecer, a primera vista, datos poco importantes – pero pueden impactar poderosamente en los resultados. Cruzar la segmentación geográfica del primer nicho con datos externos, como pueden ser los de la previsión del tiempo, crea oportunidades para lanzar campañas de email marketing ajustadas a las necesidades de los consumidores.

Una vez que se han hecho los ajustes en la dimensión que es invisible para el consumidor, llega el momento de hacerlos en la visible. Es el momento de trabajar el mensaje que se va a enviar y los claims que se usarán.

Por supuesto, el trabajo de personalización no debería terminar aquí. La estrategia de email marketing no termina cuando se da al botón de enviar: los profesionales del marketing necesitan seguir aprendiendo de lo que está ocurriendo y tienen que usar los datos que generan sus campañas para aprender cómo optimizar sus futuros envíos.
Fuente: Puromarketing.com

Los consumidores exigen vías directas de comunicación con las marcas, cómodas, rápidas y eficaces

POSTED ON octubre 28th  - POSTED IN Sin categoría

No quieren tener que esperar mucho tiempo para poder recibir una respuesta y prefieren la atención humana

¿Qué es lo que quieren los consumidores y qué es lo que hará que confíen en las marcas y en las empresas? Muchos son los elementos en los que las compañías deben trabajar para conectar con sus clientes y para establecer una relación sólida con ellos, de confianza. Entre ellos, está el hacer la vida más fácil a los consumidores, el crear buenas experiencias de cliente y el, en definitiva, estar disponible cuando el consumidor lo necesita.

Y es que, al final, la pieza clave en la relación entre marca y consumidor es la de estar ahí cuando el consumidor necesita que la compañía lo esté. Poco importa haber abrumado con mails y campañas al cliente, haber lanzado muchísimos anuncios y muchos mensajes, si cuando el consumidor precisa que la marca responda se encuentra con el vacío. La atención al cliente es por tanto crucial y, dentro de ella, lo es el saber qué tipo de atención espera y busca ese consumidor.

Los consumidores quieren poder hablar con las marcas y esperan que estas les ofrezcan canales para hacerlo de un modo que sea fácil y directo. Como acaba de demostrar un estudio elaborado por LivePerson, los consumidores de todo el mundo quieren poder hablar de un modo directo con las compañías. Quieren que estas ofrezcan canales de comunicación que eliminan intermediarios y que logren respuestas directas.

Mandar un mensaje a la empresa y lograr respuesta rápida

El estudio señala que los consumidores buscan y exigen mensajería directa, sea como sea y sea a través de las herramientas que sea. En la lista, los consumidores meten desde apps de mensajería como Whatsapp, a asistentes de voz pasando por apps móviles especializadas o servicios en la web de la compañía. Lo importante es que permitan conseguir una respuesta.
Las estadísticas que arroja el estudio lo dejan claro. Dos tercios de los consumidores quieren poder enviar mensajes directos a las marcas. Los consumidores, especialmente entre las demografías más jóvenes, quieren que la manera de entablar esa comunicación sea, además, cómoda y fácil. Buscan poder recibir respuestas directas a sus problemas y dudas.

La respuesta inmediata es, de hecho, un elemento de valor que aumenta la confianza y la visión positiva de la marca o empresa en cuestión. Un 90% de los consumidores encuestados reconoce que es más probable que consuma con aquellas empresas que responden a sus dudas de forma inmediata. Un 49% reconoce incluso que es más probable que gaste más con aquellas marcas que le permiten gestionar vía mensaje esas cuestiones en lugar de obligarles a hacer una llamada de teléfono.

El estudio también deja claro que los consumidores aún no han aceptado del todo la automatización y la inteligencia artificial en lo que a gestión de la atención al cliente se refiere. Todavía se prefiere la atención al cliente humana frente a la que ofrecen los bots.

Todo ello vuelve a dejar claro que las empresas tienen que invertir en crear una buena experiencia de cliente no solo durante el proceso de compra sino también antes y después, que suele ser el momento en el que los consumidores suelen tener dudas, preguntas y peticiones. Lo tienen que hacer, además, de una manera que funcione con eficacia y rapidez y que resulte cómoda a sus clientes.
Fuente: Puromarketing.com

La importancia del merchandising y los regalos promocionales para las empresas y marcas

POSTED ON octubre 23rd  - POSTED IN Sin categoría

Bolígrafos, memorias USB o blocs de notas: poco importa el producto si ayuda a asentar la imagen de la marca

Si se hace el ejercicio de mirar alrededor en la mesa en la que se esté trabajando, buscando productos que son en realidad merchandising de marcas, se podrá confirmar que esos productos promocionales no son ni difíciles de encontrar ni escasos. A pocos centímetros de distancia hay, en este caso, una memoria USB brandeada, un par de marcapáginas de editoriales y librerías, unos lápices de marcas variadas y unos cuantos bolígrafos. Unas cuantas notas recuerdan cosas por hacer. Están escritas en pequeños papeles con la identidad de una empresa de hierros bien visible.

El merchandising de todas estas marcas acompaña, por tanto, la jornada laboral y se convierte en una constante de fondo, en algo recurrente en el día a día. Estos productos no son ni una excepción ni una rareza, sino una de esas estrategias comunes que las marcas y las empresas emplean para conectar con sus potenciales audiencias y para crear reconocimiento de marca. En un mercado en el que resulta cada vez más complicado ‘cuajar’ en la memoria de los consumidores, el merchandising es un elemento que se convierte en un ruido de fondo que hace ese trabajo de un modo recurrente y en, además, ya un primer impacto más llamativo.

Cuando la marca se presenta al consumidor, lo hace con algo que parece en cierto modo un regalo. Es algo atractivo y no un simple panfleto o una simple tarjeta de visita. De hecho, cualquiera que haya estado en una feria profesional, en la que las marcas emplean sus stands para darse a conocer y en las que se reparten elementos de merchandising como recuerdo publicitario, habrá visto muy bien cómo esto entra en juego.

Poco importa qué se ofrezca, los consumidores querrán llevarse su pieza de merchandising. Sean bolígrafos, caramelos o simples bolsas de tela, los consumidores se pelearán – a veces de un modo abrumador literalmente – por hacerse con su ejemplar.

Mejor imagen y más sólida

Para las empresas, el merchandising ayuda, además, a potenciar dos elementos clave. Por un lado, ayuda a asentar una imagen positiva de la marca, ya que la imagen de la marca se asocia a la de la empresa que te dio algo gratis.
Por otro lado, el merchandising puede tener un impacto directo en el reconocimiento de marca y en el aumento de la fidelidad a la misma. Varios estudios han defendido estas conclusiones. Uno de la British Promotional Merchandise Association apuntaba que el 73% de los consumidores que recibía merchandising compraría en el futuro y otro que el 90% de los que recibía regalos se mostraba más proclive a comprar tiempo después a esa marca.

Un tercio de los consumidores incluso aseguraba que eran más proclives a comprar una marca que nunca hubiesen probado si esta les regalaba algo.
Coca Cola, la más grande factoría del merchandising y los regalos promocionales

Uno de los ejemplos claros del poder del merchandising es Coca-Cola. La compañía lo empleó desde un primer momento para asentar su imagen de marca y para lograr que sus consumidores lo reconociesen. El merchandising y los productos de marca de Coca-Cola han sido ubicuos y siguen siéndolo en conciertos, bares o retailers, por poner solo algunos ejemplos, haciendo que su imagen sea omnipresente y que se asocie, además, a valores positivos como la diversión o el ocio. Algunas estadísticas apuntan que el 94% de la población mundial reconoce a Coca-Cola, demostrando el poder de su marca.
El poder de su marca y de los productos derivados de ella es tal que Coca-Cola ha cruzado una frontera, la de convertirlos en objetos de deseo. Por un lado, cuenta con una muy establecida comunidad de fans ultraentusiastas que coleccionan los objetos vinculados a la marca y que llegan a pagar cantidades abrumadoras por rarezas de su historia de merchandising.

Por otra, ha logrado que los consumidores en general estén dispuestos a pagar por productos brandeados con su logo y su identidad y que se conviertan en altavoces andantes de sus productos. Le están haciendo publicidad al gigante y, en lugar de recibir un pago por ello, pagan ellos por ese ‘placer’. De Coca-Cola hay desde camisetas hasta barras de cacao, pasando por zapatillas o por productos de temporada, como elementos navideños.

Coca-Cola no es la única marca que ha logrado cruzar esa frontera y, de hecho, algunas empresas se encuentran ya en esa curiosa situación de lograr ganar más dinero por su merchandising que por sus productos. Hard Rock Café, por ejemplo, se ha convertido en una mina gracias al tirón de su merchandising.

Y, por supuesto, una buena estrategia de merchandising permite asentar la imagen de la marca y el reconocimiento.

Las historias de éxito ayudan a ver esta realidad. Nivea se convirtió en la reina de las playas con una estrategia en publicidad que durante décadas repetía ese mensaje, pero también con un buen uso del merchadising. Su pelota de playa fue viral antes de los virales, un ejemplo perfecto del buen uso del merchandising como regalo promocional. Estaba por todas partes y se asentó como un símbolo del verano.

El Regalo promocional corporativo

El merchandising de marca no es patrimonio únicamente de las grandes multinacionales y de los gigantes con marcas muy poderosas. De hecho, no hay más que pensar que Coca-Cola no era en un primer momento esa marca reconocida por la abrumadora mayoría de la población mundial, sino una pequeña compañía que empezaba. El buen uso del merchandising y los regalos promocionales le ayudó a asentarse donde están.

El merchandising es una de las palancas que las pymes pueden emplear para conectar con sus consumidores y para ayudar a recordar esa imagen de marca. No hay más que pensar en el análisis de la mesa de trabajo con la que empezaba el artículo. De los productos de merchandising presentes, en realidad solo uno era de una gran compañías. Los marcapáginas, por ejemplo, eran de librerías y editoriales independientes, que se han convertido en una suerte de recuerdo constante gracias a ellos.

Las pequeñas y medianas empresas han empleado durante décadas el regalo promocional. Bolígrafos, encendedores, tazas o tacos de notas adhesivos han sido regalos de marca que las pymes han distribuido a sus consumidores, potenciales o ya clientes habituales. Con ellos han aumentado el recuerdo de marca y han generado una conexión con los usuarios, conexión muy valiosa que les ayuda a destacar por encima de sus competidores.

Y, aunque no sea un recurso nuevo, sigue siendo uno que funciona.

Cuando pagas por el merchandising de la marca

El interés de los consumidores por los productos de marca o asociados a una identidad concreta es además muy elevado. No hay más que pensar en el tirón que despiertan grandes marcas de la cultura popular y como ahí los consumidores están dispuestos a pagar por los productos brandeados. Ya no es merchandising publicitario, sino productos licenciados que los consumidores quieren y desean.

Un estudio, el The Big Branded Merchandise Survey 2019, señalaba que el 85% de las personas reconocía que había comprado un producto de branded merchandise (uno de los licenciados de una marca) en algún momento y, de los que no lo han hecho, el 43% asegura que lo consideraría si su marca, influencer u organización favorita lo vendiese. Los consumidores compran esos productos simplemente porque creen que son atractivos. Un 73% reconoce que lo compró porque se veía «cool», un 57% para mostrar su apoyo o su interés, un 36% para apoyar financieramente a una marca o artista y un 29% porque eso hace que se sienta parte de una suerte de familia.

Curiosamente, los datos de qué compran cuando lo hacen deja claro también qué es lo que suele funcionar con el merchandising general que las marcas usan para hacer publicidad. Un 87% se hizo con una camiseta, un 73% con una sudadera y, por debajo del 40%, con elementos de ropa deportiva.

Un 89% de los encuestados reconoce que quiere poder acceder a más merchandising de sus marcas e influencers favoritos.
Fuente: Puromarketing.com

Las 8 megatendencias que están cambiando la sociedad y el consumo

POSTED ON octubre 21st  - POSTED IN Sin categoría

Consumidores más conectados, más éticos y menos de clase media obligan a las marcas a cambiar su estrategia

¿Hacia dónde va el mercado y cómo cambiarán las cosas? Los responsables de las marcas y de las empresas necesitan responder a esa pregunta para ser capaces de adelantarse a los movimientos del mercado. Tienen que ser capaces de comprender qué esperarán los consumidores antes incluso de que ellos logren hacerlo, para así posicionarse de un modo más sólido ante los cambios del mercado.

El último estudio de Euromonitor sobre las megatendencias que están marcando el mercado, su 2019 Megatrends. State of Play, indica cuáles son los grandes cambios que ahora mismo están impactando en el comportamiento de los consumidores y que impulsarán las decisiones presentes y futuras de las empresas. Son los grandes cambios sociales y de consumo a los que no les quedará más remedio que acabar respondiendo.

Consumidores conectados

Una de las grandes tendencias que han marcado la agenda en los últimos años. Los consumidores usan todo tipo de dispositivos y en todo momento para acceder a contenidos y para conectar con otros consumidores. Como explican en el análisis, «la tecnología es uno de los más dominantes elementos conductores detrás de las megatrends». El efecto que ha tenido en los consumidores ha ido además más allá que el hacer que estén siempre conectados, desarrollando ciertos fenómenos que dejan claro que los consumidores ya no pueden vivir sin ellos.

El FoMO o la nomofobia (el miedo irracional a no tener tu móvil contigo) se han convertido en piezas recurrentes del puzle que son los consumidores, pero también dejan claro que se está llegando a ciertos niveles que llevarán a los consumidores a actuar. El futuro pasa, de hecho, por ahí. La megatendencia se verá afectada por el creciente interés de los consumidores por ser menos dependientes de la red y por estar menos conectados. La emergencia de las desconexiones digitales y el interés por un mayor equilibrio en el uso de estos dispositivos son muestras de este cambio.

Vida sana

Los consumidores no solo están obsesionado con la vida saludable, sino que además lo que entienden por vida sana es cada vez más amplio. Ya no se trata de comer equilibrado o de hacer deporte, sino de ver las cosas de un modo más transversal. La idea de vida sana es cada vez más holística e implica salud mental, física y espiritual.

Todo ello está cambiando sus expectativas en lo que respecta a las empresas y sus ofertas, pidiendo que todo sea más saludable y de un modo más variado y eliminando los tabús en lo que a salud mental se refiere. Un 45% de los consumidores en todo el mundo, recuerdan, ya emplea algún tipo de dispositivo para hacer un monitoreo de su salud. El futuro inmediato pasa por el hyper-wellness y tocará a industrias tan variadas por la del cuidado de la visión, el fitness o la comida.

Modos de vida éticos

No sorprende esta megatendencia, teniendo en cuenta que los consumidores están obsesionados con los principios de las marcas y que les piden que trabajen en este terreno. Las cuestiones éticas están integrándose cada vez más en el día a día de los consumidores y en sus decisiones de compra, ya sea en términos de impacto ambiental, prácticas laborales o sostenibilidad, entre otras.

Todo ello hace que las marcas tengan que ser más transparentes y auténticas, pero también que tengan que ser más inspiradoras o usar packagings más sostenibles, entre otros puntos.

La reinvención de cómo se compra

Los cambios sociales también impactan en las marcas y las empresas de un modo mucho más evidente y directo. Es lo que ocurre con la reinvención de las compras. El cambio viene marcado por la evolución de la sociedad, pero también por la de la tecnología. Cada vez más hogares tienen smartphones y cada vez lo usan más en sus procesos de compra, lo que se suma a la nueva lista de expectativas sobre el consumo y sobre las marcas.
Los consumidores quieren ahora mismo experiencias personalizadas, que las compras sean más cómodas y que funcionen realmente de un modo omnicanal y también que se definan experiencias para todo tipo de bolsillos. La popularización de nuevas tecnologías en los próximos años, como es el caso de la inteligencia artificial o del 5G, simplemente ampliarán la escala de estos cambios.

Más experiencias

En la última década, los comportamientos de los consumidores han migrado desde un interés por la posesión de las cosas a uno por las experiencias. Los millennials han hecho que ser el dueño de las cosas sea menos relevante que el poder disfrutarlas (no hay más que pensar en cómo se han encumbrado modelos como el de Spotify).

Las cosas seguirán en esa dirección: los consumidores quieren más experiencias y van a gastar más en ellas. Las marcas tienen que jugar con esa carta tanto en cómo crean sus estrategias de marketing como en cómo comercializan directamente sus productos. El mejor ejemplo para comprender cómo impactan estos cambios está en la industria del turismo. Los consumidores quieren cada vez más el «viajar como un local» y el vivir experiencias similares a las de las comunidades a las que se dirigen.

La crisis de la clase media

La clase media ha sido la piedra angular del consumo durante generaciones, pero su posición en la escala social está cada vez más en crisis. La gran recesión de hace unos años lanzó a la clase media a una espiral de bajada, de la que no se han recuperado ni parece que vayan a hacerlo.
La población que es clase media se ha reducido y la clase media que ha sobrevivido a la crisis ha cambiado, como lo han hecho también sus hábitos de consumo. Ahora compran, recuerdan en el análisis de Euromonitor, de un modo selectivo, partiendo de ajustados presupuestos y con cada vez más peso del ecommerce (que permite también cazar más ofertas).

Premiumización

Puede parecer contradictorio, teniendo en cuenta el punto anterior y la situación económica global y generalizada, pero lo cierto es que la premiumización es otra de las grandes tendencias que está marcando el consumo.

Básicamente, muestra cómo ha cambiado el orden de prioridades en los consumidores. Estos están dispuestos a gastar más en aquellas cosas que les importan y menos en las que no, lo que hace que las marcas y las empresas necesiten asentar sus productos en la primera etiqueta. Necesitan que los consumidores sientan que realmente es algo que importa para ellos, que vale la pena.

Fronteras porosas

O lo que es lo mismo: el mercado en el que opera ahora una empresa o una marca ya no es solo el mercado limitado a sus orígenes geográficos. Si se quiere seguir creciendo, hay que posicionarse en más mercados, lo que implica apostar por ser multinacional y trabajar por conocer mucho mejor diferentes mercados.
Fuente: Puromarketing.com

24 horas: el tiempo que los consumidores dan a las empresas para responderles y solucionar sus problemas

POSTED ON octubre 17th  - POSTED IN Sin categoría

La paciencia de los consumidores es muy limitada, pero sus expectativas en atención al cliente elevadas

Los consumidores se mueven en un mundo acelerado. Todo cambia muy deprisa, todo impacta de forma muy rápida en las cosas y los flujos de información fluyen a una velocidad de vértigo. De hecho, lo que es noticia ahora no solo ya no será noticia mañana sino que no lo será ya en un par de horas. Todo ello ha cambiado por completo las expectativas de los consumidores y sus hábitos. Ahora quieren que todo sea igual de rápido y dinámico como el mundo en el que se mueven y esperan de las marcas y de las empresas que lo sean en todos los terrenos y en todas las áreas, incluida, por supuesto, la atención al cliente.

La paciencia de los consumidores es cada vez más limitada y el umbral de tolerancia que tienen con las marcas más bajo. Además, en la última década se han acostumbrado a unas comunicaciones instantáneas a todos los niveles, lo que ha hecho que sus expectativas sean mucho más elevadas. Si lanzas un tuit protestando por el retraso de tu vuelo, quieres que la aerolínea te responda en ese momento y que te de soluciones válidas y eficientes de forma directa.

24 horas para responder y 24 para solucionar el problema

La ventana de respuesta en lo que a las expectativas de los consumidores se refiere es muy corta. Un estudio que acaba de realizar Selligent, con un ámbito global, así lo acaba de demostrar. Los consumidores quieren soluciones a sus problemas y las quieren ya. Según sus datos, el 96% de los consumidores espera que las marcas les den una respuesta en menos de 24 horas a sus problemas y preguntas.

Y no solo eso: los consumidores no quieren solo una respuesta y saber que la marca es consciente de su problema, sino que también quiere que le den una solución a lo que le ha señalado y en un período de tiempo igualmente reducido. El 90% de los consumidores espera que las marcas solucionen sus problemas en también 24 horas.

Todo ello hace que las cosas sean cada vez más complejas para las marcas y para las empresas, que tienen márgenes de maniobra mucho más cortos y que se ven obligadas a actuar de forma más rápida y con menos espacio para reflexionar sobre lo que van a hacer. Su personal tiene que tomar decisiones mucho más rápido y, además, necesitan contar con la capacidad suficiente para responder a este flujo de interacciones.

Quiero que me conozcas, pero no tanto

A eso se suma que los consumidores tienen cada vez expectativas más elevadas en el trato que reciben de las empresas. Los consumidores quieren que la compañía los conozca y los trate de una manera próxima, pero no por ello dejan de estar preocupados por la privacidad y por lo que las compañías hacen con sus datos personales.

Así, un 71% de los consumidores creen que la personalización es muy importante y otro 71% considera que, una vez que se ha contado el problema al servicio de atención al cliente, todos los operadores deberían conocerlo y tener acceso a esos datos (en resumen: no quieren tener que contar cada vez el mismo problema). Un 50% está dispuesto a compartir datos personales con las empresas si estas van a mejorar gracias a ello la atención al cliente que les ofrecen, pero al mismo tiempo un 70% reconoce que está preocupado por la privacidad de sus datos.
Fuente: Puromarketing.com

Los perfiles que las empresas quieren incorporar a sus equipos de marketing digital

POSTED ON octubre 15th  - POSTED IN Sin categoría

Los profesionales más deseados son una mezcla de clásicos, como email marketing y SEO, y tendencias de nuevo cuño, como el marketing de contenidos 

Los análisis de tendencias y los que abordan los temas que preocupan a los responsables de marketing ayudan a perfilar lo que está marcando la agenda y las decisiones de los marketeros. También lo hace analizar qué tipo de profesionales están buscando y qué es lo que quieren incorporar a sus equipos. Los profesionales más deseados suelen dejar claro en qué sienten que fallan pero también qué consideran una pieza fundamental de su trabajo.

El último análisis sobre profesionales más buscados en el entorno del marketing llega desde Clickz, que ha analizado los trabajadores que tienen los empleos «top» en el marketing digital. Son los profesionales que más se quiere contratar y los más deseados, aunque también una llave para comprender en qué están centrando sus recursos las empresas. Los datos no son una previsión a futuro, sino un análisis sobre lo que ha estado ocurriendo durante 2019, que funciona como una proyección de lo que ocurrirá también en el futuro próximo.

La estrategia de marketing digital se está apoyando en ciertas patas concretas y ver qué empleados son los más destacados permite comprender cuáles son.

En contenidos

Content Strategist
El marketing de contenidos se ha convertido en una pieza clave en la estrategia de marketing, pero el trabajo que se realiza en este terreno empieza a ser cada vez más especializado y cada vez más complejo. Igual que ocurrió en el entorno de las redes sociales, en el que a medida que se iba haciendo más crucial iban apareciendo nuevos perfiles especializados, en el entorno del marketing de contenidos también está ocurriendo ahora mismo esa realidad.

El Content Strategist no trabaja directamente en los contenidos, sino en el modo en el que los consumidores llegan a ellos. Mientras los creadores generan contenidos, ellos trabajan para promocionarlos en los diferentes canales clave y para asegurar además que la empresa mantenga una coherencia generan en esas vías de comunicación.

Digital Content Writer
El estratega necesita contenidos que mover y es ahí en donde entra en juego el creador. El Digital Content Writer es el encargado de desarrollar el contenido que los Content Strategists necesitan. Su trabajo abarca muchos formatos, desde white papers e ebooks a posts en el blog corporativo. Como señalan en el análisis, es importante que sean escritores versátiles, capaces de escribir muchos formatos de contenidos y de mantener en todos ellos la voz propia de la marca.

En estrategia

Digital Marketing Analyst
Los analistas están muy presentes en el trabajo en marketing y se han convertido en una pieza clave en los equipos, incluido el de marketing digital. Las empresas están buscando este perfil, para centrarse en estudiar de un modo específico las tendencias de mercado, los datos y lo que la empresa está haciendo. Es un data scientist centrado en la estrategia de marketing digital.

Email Marketer
Los datos de los estudios y los testimonios de los responsables de marketing en cuando a ROI se refiere han ido dejando claro que el email marketing está muy lejos de haber desaparecido. De hecho, en los últimos años ha protagonizado un revival. Los marketeros se han refugiado en email marketing ante el colapso de los resultados orgánicos en la estrategia de marketing digital.

Por ello, no sorprende encontrar este perfil en la lista de profesionales que las empresas están buscando para su equipo de marketing digital y que seguirán buscando en el futuro inmediato. Su papel es crucial, mucho más ahora que las marcas están posicionándose más y más en la venta directa.

En SEO

Search Engine Optimization Analyst
Igual que el email marketing ha vuelto con fuerza, también lo ha hecho el SEO. Los consumidores no descubren solo marcas y productos gracias a las redes sociales, sino que siguen usando las búsquedas y lo hacen además cada vez más gracias al impulso del móvil. Las búsquedas siguen siendo cruciales para llegar a nuevos consumidores y los profesionales expertos piezas fundamentales del equipo de marketing digital.
Las empresas buscan analistas SEO, que sumen perfil técnico y orientado a datos y que tenga experiencia en evaluar y mejorar los resultados que el contenido online de la marca genera. Tienen que ser capaces además de seguir el ritmo acelerado de cambios que protagonizan los algoritmos de búsqueda (o, más realista, Google).

Paid Search Analyst
Las búsquedas no solo permiten obtener resultados orgánicos, sino también de pago (algo además que se está convirtiendo en destacado en nuevos y emergentes espacios, como pueden ser las búsquedas en Amazon, para el marketing digital). El Paid Search Analyst gestiona y desarrolla al estrategia de búsquedas de pago y estudia las mejores vías para posicionar a la marca en los anuncios. No es nada nuevo bajo el sol, cierto, pero un muestra clara de lo que interesa en marketing digital.
Fuente: Puromarketing.com

Las entrevistas ya no son currículum en mano: ahora se usa reconocimiento facial, redes e inteligencia artificial

POSTED ON octubre 9th  - POSTED IN Sin categoría

Las nuevas tecnologías son aliadas a la hora de buscar personal: desde el reconocimiento facial y de voz, hasta el big data permiten establecer perfiles

La transformación digital se expande al núcleo de las compañías. Acorraladas por las necesidades de mercado y un sistema cada vez más competitivo y tecnológico, las empresas están en constante búsqueda de nuevas soluciones para mantenerse vigentes.

Una investigación sobre la llamda «Cuarta Revolución Industrial» realizado por Glue Executive Search al que accedió iProUP señala que más del 80% de las firmas latinoamericanas está atravesando un proceso de reconversión digital.

Los directivos consultados, que en su mayoría se desempeñan en multinacionales de consumo masivo, finanzas, consultoría y tecnología, comparten una misma necesidad: hallar nuevas soluciones a problemas recurrentes.

Dentro del área de recursos humanos, los cambios y la incorporación de herramientas digitales también se hace presentes. Específicamente en el proceso de contratación de personal. La inteligencia artificial y otras innovaciones se convirtieron en aliadas inseparables de los profesionales del rubro.

Firmas de la talla de Unilever, Burger King, Santander, Goldman Sachs, Vodafone y Under Armour, entre muchas otras, ya han implementado innovaciones como, por ejemplo, plataformas de reconocimiento facial, que le simplifica la tarea al equipo de RR.HH. de filtrar candidatos analizando tono de voz, expresiones faciales y lenguaje. O también están los casos de Banco Macro, YPF y Century Link, que recurren a los chatbot para la preselección.

El algoritmo de reconocimiento facial fue desarrollado por la firma estadounidense HireVue y cuenta con una extensa base de datos que contiene información lingüística y de rostros, recopilada de gran cantidad de entrevistas. En función de ello, selecciona a quienes cree que más se ajustan a los requerimientos.

Desde la firma aseguran que el sistema «mide bloques de construcción del funcionamiento cognitivo y emocional, similares al ADN de la personalidad». Y ejemplifican que funciona como «las recomendaciones de Netflix pero en este caso para el trabajo». Por cierto, una de las empresas que experimentó esta plataforma ha sido Unilever.

Ciencia de datos

La verdad sobre Amazon en Argentina: qué empresario resulta beneficiado y cuál es el talón de Aquiles del plan
Desde su lanzamiento, HireVue reconoce haber llevado a cabo más de un millón de entrevistas de trabajo en todo el mundo. E indica que entre 80% y 90% de las evaluaciones predictivas se basan en dos temas clave: el análisis de la habilidad comunicacional del candidato y en el uso que hace del lenguaje.
La compañía ya ha preseleccionado a más de 150.000 perfiles para ocupar diferentes posiciones en los diferentes países en los que que presta servicio. No obstante, implementar tecnología lo es todo: «Es vital el rol de recursos humanos en la transformación digital, ya que va mucho más allá de lo tecnológico», sostiene a iProUP Brenda Baran, Directora Asociada de Glue Executive Search.

»Implica un cambio de paradigma que invita a desaprender la forma en que se ha venido trabajando hasta ahora y animarse a armar algo completamente distinto. Y modificar aspectos de la cultura, de los procesos, de la forma de entender y llevar adelante el liderazgo», completa.

Gabriel Mysler, Managing Director de Integrity Meter, firma que recurre a la inteligencia artificial para «medir» la integridad de los empleados y de los candidatos, explica a iProUP que este tipo de sistemas detectan, mensuran y reportan el nivel de confiabilidad de los postulantes. Y es por ello que, además, sirven para prevenir problemas futuros.

«No medir estas cualidades puede significar un mal desempeño en el puesto y hasta derivar en consecuencias nefastas. Un conocimiento mal evaluado es factible de ser corregido con educación o capacitación, pero la falta de los valores correctos es un tema que se torna mucho más complejo de resolver», resalta.

Agrega que la eficiencia del test para calcular la integridad que realiza su compañía «está comprobada estadísticamente»: la inteligencia artificial detecta personas potencialmente problemáticas antes de ingresar a una organización desde e mismo proceso de selección o al definir una promoción o ascenso.

Mysler ejemplifica que «identificar al autor de un robo o de un fraude significa altos costos operativos, reputacionales y de recursos para la organización», y que «la prevención debe aplicarse también en la selección de personas».

Un robot analiza tu CV

Luego del fracaso de WeWork, los unicornios enfrentan un «baño de realidad»
Los bots y los sistemas automatizados también dicen presente en las compañías: cada vez más empresas cuentan con robots en sus filas que se encargan de filtrar currículums y optimizar los procesos de reclutamiento.
«En los procesos de selección, incorporar un robot para la tarea de pre-selección significa una excelente herramienta de innovación. Sobre todo en empresas en las que la demanda de candidatos y el volumen de posiciones muchas veces supera su capacidad de análisis», afirma a iProUP Paula Carreras, HR Manager de Axxon Consulting.

En consecuencia, realizar filtros de CV, analizar perfiles y obtener un primer grupo de candidatos resulta de suma utilidad. La tecnología, como soporte adicional de los clásicos procesos de selección, pasó a ser clave para los especialistas en reclutar talentos.

En la Argentina, Banco Galicia, Farmacity, Prisma y Burger King son algunas de las que ya utilizan asistentes virtuales. Si bien parece lejano que sean los robots los que tomen esa responsabilidad, lo cierto es que las empresas que deseen liderar los ranking de marcas empleadoras deberán abrazar la innovación.

IA, la «amiga» de los jóvenes

Hay candidatos que no les temen a las nuevas tecnologías que se implementan en el mercado para reclutar profesionales. Más aún, se lanzan a probarlas: son los llamados «early adopters», que están en búsqueda de un empleo.
Un estudio de Manpower Group –la Encuesta Global sobre las preferencias del candidato– los cataloga como aquellos que mejor se adaptan a las nuevas herramientas y las comienzan a utilizar. Tanto es así que no temen contestar un anuncio en redes sociales como tampoco participar en un chat online.

Ahora hasta la rueda del auto «piensa»: uno a uno, los SUV y las pickups que te protegen con su «tracción inteligente»

¿Por qué prefieren interactuar con un robot antes que con un humano? «El proceso de selección es mucho más rápido y se profundiza el intercambio de información sobre el puesto y las condiciones de trabajo», explica a iProUP Mateo Cavasotto, CEO de Emi Labs, plataforma conversacional basada en inteligencia artificial para el proceso de selección.

«Además, los postulantes pueden participar en diversas búsquedas en forma simultánea lo que les permite ganar tiempo», completa el directivo. Por esta vía, también obtienen un feedback inmediato, algo muy valorado por las nuevas generaciones: saben cómo sigue el proceso, agendan entrevistas y luego obtienen pronta respuesta sobre cómo les fue.

«Además, el sistema arroja estadísticas de los candidatos y de todo el proceso. Y va aprendiendo todo aquello que los analistas de la compañía le van enseñando», dice Cavasotto.

Las cifras del mercado global permiten inferir nuevos comportamientos de los postulantes respecto de la tecnología. Para Manpower, los anuncios en redes sociales y las app en los celulares serán las vías más utilizadas en el futuro por Recursos Humanos.

Según la firma, «entre los early adopters, los anuncios laborales en redes son dos veces más populares: el 75% de ellos hizo clic en comparación con el 30% de los candidatos promedio». 

En la Argentina, el 26% de la generación Z (18 a 21 años) y el 30% de los millennials (22 a 34) han usado tres o más nuevas tecnologías de RRHH al buscar empleo durante los últimos seis meses.

Pese a que la innovación asegura una mejor experiencia, no sustituye el contacto humano como en una entrevista. Por eso, los especialistas recomiendan una combinación para identificar e incorporar a los mejores candidatos.

«A pesar de la automatización de los primeros contactos con los empleadores, la interacción humana sigue siendo valorada. De modo tal que combinar tecnología, implementándola de manera inteligente, y trato humano parece ser el camino para llegar a los objetivos de contratar a la mejor gente», finaliza Cavasotto.
Fuente: iprofesional.com

Tres de cada cuatro carreras que se estudian actualmente en las universidades podrían quedar desfasadas en cuestión de años. Qué puestos se buscarán

POSTED ON octubre 7th  - POSTED IN Sin categoría

El 75% de las profesiones del futuro no existen actualmente, según expertos. Es decir, tres de cada cuatro carreras que se estudian en las universidades podrían quedar desfasadas en cuestión de años.

Aún es complicado saber cuáles serán esas nuevas profesiones del futuro, pero hay quienes se atreven a acercarse a esta realidad.

Si bien muchas de ellas todavía no existen, las tendencias tecnológicas y el rumbo que toman las empresas permiten avisorar algunas que serán clave en el futuro.

1. Científico de datos

Big Data, Smart Data, Fast Data… La tecnología hace posible recopilar millones de datos sobre cada persona, ya sea a través del móvil, de Internet o de los dispositivos conectados. El análisis en tiempo real sobre datos filtrados será imprescindible para cualquier empresa que quiera ofrecer productos o servicios personalizados a sus clientes y poder mantenerse en el negocio.

Para ello será necesario que existan científicos capaces de dar valor a la información que proporcionen las máquinas. Empresas especializadas ya ayudan a sus clientes ya a transformarse digitalmente y aprovechar la inteligencia que proporcionan los datos para adaptarse al mercado.

2. Director de conocimiento

En un mundo cada vez más globalizado, las fusiones, compras y uniones de empresas de diversos sectores, procedencias o industrias serán cada vez más habituales.

Conseguir una cultura corporativa común, integrar equipos heterogéneos y ser capaces de comprender las sinergias posibles permitirá a las empresas que cuenten con un director del conocimiento, capaz de comprender las diferentes posibilidades que ofrece la nueva corporación.

3. Consumer manager

El community manager es una figura muy estrecha de posibilidades a la hora de generar negocio en la empresa. Ya no se trata tanto de comunicar y atraer usuarios al negocio, sino de ayudarles a tener una experiencia personalizada y satisfactoria de compra. El objetivo del Consumer manager es ayudar a atraer tráfico cualificado pero también a optimizar los ratios de conversión.

4. Vigilante Online

Estamos acostumbrados a entrar en una empresa y ver a un guardia de seguridad en la puerta, pero ¿por qué no ocurre lo mismo en el mundo digital? Contar con políticas estrictas de seguridad en el negocio online, ya sea a través de PC o de móvil, es elemental para evitar robos de información, ataques de denegación de servicio o secuestros de los activos empresariales.
La velocidad con la que aparecen nuevas tecnologías, reportes de ataques, familias de malware o fallas de seguridad de impacto global hacen de la seguridad un desafío cada vez más importante para las empresas, los gobiernos y los usuarios alrededor del mundo.

5. Broker de redes sociales

La comunicación entre equipos creativos de diferentes países o filiales de una misma organización tendrá que ser más fluida en un mundo globalizado.
El broker de redes sociales debe ser capaz de ver en tiempo real cualquier publicación realizada en Twitter, Instagram, Youtube y Facebook y «robarla con orgullo» para sacarle más partido a sus presupuestos en comunicación sin necesidad de incrementar gastos de producción o creatividad.
El rol de broker será ayudar a equipos de contenidos repartidos por todo el mundo a compartir sus trabajos y ser más eficientes y productivos.

6. Agregado de exportación

De la misma manera que las embajadas cuentan con agregados culturales, las empresas deberían contar con un agregado de mercados internacionales. Este debe servir para conocer el entorno de los países en los que quiere hacer negocio y poder así adaptar los productos a cada necesidad local, analizando algo más que el punto de vista de negocio o financiero.

7. Delegado de protección de datos

Con el objetivo de armonizar con los marcos normativos de protección de datos en distintos países y regiones del mundo, las empresas deberían contar con un especialista que sea capaz de implantar y controlar que toda la legislación se cumple.

8. Investigadores médicos

El incremento del nivel de vida provoca que aparezcan nuevas enfermedades y que se quiera mejorar la calidad de los pacientes. Especialmente para los que podrían padecer Alzheimer, diabetes o algún mal en la circulación sanguínea, que afectarán a los mayores, a las personas con comportamientos sedentarios o con malos hábitos alimenticios. Por ello, los profesionales especializados en la detección precoz de estas enfermedades serán muy valorados.

9. Electromédicos

Esta especialidad incluye campos tan específicos como la ventilación mecánica, la seguridad del paciente vinculada a la tecnología, la regulación del diseño de áreas críticas o la metodología Lean, entre otros asuntos impartidos por expertos en las distintas materias.

10. Ciberasesor financiero

Los bancos están emprendiendo la transformación digital y cada vez es más complicado encontrar a un asesor en una entidad física, pero los negocios y las inversiones siguen siendo necesarias.
Con un mundo digital lleno de posibilidades pero también de peligros, se hace necesario contar con expertos en tecnología financiera y de seguridad para evitar ser víctimas de fraudes, de blanqueos de capitales o de impagos de clientes.
Fuente: iprofesional.com

Branding, reciclaje, marcas verdes y lo difícil que es hacer bien los deberes

POSTED ON octubre 3rd  - POSTED IN Sin categoría

Ser respetuoso con el medio ambiente se ha convertido en una obsesión para las marcas y para sus responsables, pero cumplir con las promesas es difícil y a veces material para pesadillas de reputación

Nada más deseable en estos tiempos que ser una marca verde. Las compañías se han ido asegurando de que toman todas las decisiones posibles para hacer que su presencia en el mercado sea lo más respetuosa posible. Eliminar el plástico del packaging es ya, de hecho, la norma. Empresas como Starbucks o McDonald’s han hecho desaparecer pajitas, empaquetados y todos los elementos plásticos posibles. Quieren que el consumidor las vea como lo más respetuosas posible, como lo más verdes que pueden ser. Es una cuestión de supervivencia. El plástico se ha convertido en el enemigo público número uno, por un lado. Por otro, los consumidores quieren empresas comprometidas con el planeta y están más que dispuestos a irse con su consumo a otra parte.

Pero eliminar el plástico, cambiar cómo se hacen las cosas y volverse más verdes no ocurre de la noche a la mañana. Tampoco pasa simplemente porque se lance una nota de prensa prometiendo cambios. De hecho, la experiencia de una periodista de El País que se dedicó a vivir una semana sin plásticos y contarlo en una serie de artículos podría servir como guía para ver que a las marcas les queda mucho por hacer.

A pesar de las promesas y de los movimientos de los supermercados, por ejemplo, anunciando la muerte del plástico y los cambios que están haciendo, a la reportera le costó encontrar cómo y dónde hacer una pequeña compra sin usar un solo plástico.

En realidad, ni siquiera hay que irse a una semana sin plásticos en la prensa. Intentar que en la frutería de un supermercado cualquiera metan todas las frutas en la misma bolsa (o llegar a la caja sin bolsas y con las piezas sueltas) puede convertirse en una odisea, y no de las buenas. No es complicado que los trabajadores del supermercado protesten o que señalen directamente que eso no está permitido.

La medida verde que no lo es

La cuestión no es solo además que las marcas estén prometiendo cosas y que luego la ejecución no sea como debería serlo, sino también que a veces el remedio a lo que llevaban décadas haciendo – y la muerte del plástico – se convierten en potenciales bombas de relojería en imagen de marca. Cuando se toman ese tipo de decisiones hay que tomarlas bien y valorar bien qué se va a hacer y cómo.

Si no, las marcas se exponen a que les ocurra lo que le recientemente le ocurrió a McDonald’s. Al gigante le estallaba uno de sus últimos movimientos para ser más verdes en las manos. Tras anunciar que dejarían de emplear pajitas de plástico para ser más eco-friendly, sustituyeron las pajitas por otras de papel. Es el movimiento recurrente de las empresas en el mercado de la hostelería, pero las de McDonald’s llegaron con un problema añadido. Sus pajitas de papel no son reciclables.

Las primeras que lanzaron se acababan poniendo blandas y por tanto dando una mala experiencia de uso, así que la cadena de restaurantes las hizo más gruesas. Con ese movimiento, sin embargo, las pajitas de papel se han vuelto difíciles de reciclar. Por tanto, hay que tirarlas a la basura ‘normal’. Son menos malas que las de plástico (si acaban en el mar se acabarán disolviendo) pero no una alternativa verde, como han explotado ya los titulares de los medios británicos. El tema ha sido, de hecho, una exclusiva del sensacionalista The Sun.

Los nichos emergentes no son verdes

A eso habría que sumar, posiblemente, que la presión por ser verdes no está llegando a todos los mercados por igual. Los consumidores están viendo de una manera crítica a las empresas más tradicionales, pero son más permisivos con lo que ocurre con las compañías de nuevo cuño. De hecho, la presión sobre el ecommerce resulta menor que la que los consumidores aplican sobre otras empresas, a pesar de que las tiendas online están muy lejos de ser respetuosas.

Un reciente estudio de Idealo concluía con un los «ecommerce españoles, suspendidos en sostenibilidad». Solo un 12% de los ecommerces españoles, partiendo de una muestra de 50 tiendas online, ofrecía envíos sostenibles y solo un 4% permitía recibir las cosas en embalaje ecológico.
Fuente: Puromarketing.com

Las compras online siguen en ascenso: casi uno de cada tres usuarios realiza una compra online al menos una vez al mes

POSTED ON octubre 1st  - POSTED IN Sin categoría

El 31% de los usuarios de Internet realiza una compra online al menos una vez al mes, mientras que sólo un 9% afirma no haberlo hecho nunca.

Casi la mitad de los encuestados ha visto alguna vez en internet contenidos informativos, de entretenimiento o valores educativos producidos por las marcas.

AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) ha presentado los resultados de su último estudio realizado a través del AIMC Q Panel, su propio panel de internautas, en el que se muestran las opiniones de los internautas sobre la publicidad online en 2019. El objetivo de este estudio es profundizar en el conocimiento de los individuos que tienen acceso a Internet y su percepción sobre este tipo de publicidad.

Las principales conclusiones de este análisis de AIMC son las siguientes:

Las compras online siguen en ascenso
De acuerdo con os resultados del estudio, casi uno de cada tres internautas (es decir, un 31%) ha realizado una compra a través de internet, al menos una vez al mes, un porcentaje que se estabiliza en comparación con anteriores resultados. En el lado opuesto, sólo un 9% declara que nunca ha realizado compras de este tipo.

Y, a la hora de comprar, ¿cuáles son los canales que más le ayudan a descubrir un producto o servicio nuevo? Si nos centramos en la compra de bienes o servicios, el canal de internet más influyente para los internautas es, en general, la web de la marca. Esta influencia se repite también en las categorías de moda, tecnología, artículos de deportes y servicios de telecomunicaciones.

Sin embargo, cuando se pregunta por la compra de servicios turísticos o de ocio, los buscadores y comparadores son los canales mejor considerados. De nuevo, los buscadores son también los más influyentes en la elección de los productos de limpieza para el hogar, así como para descubrir un producto o servicio nuevo.

La publicidad, un componente necesario en el mundo online

Aunque un 85% de los internautas está de acuerdo con la afirmación de que «hay demasiados anuncios en Internet», 7 de cada 10 encuestados reconocen que éstos cumplen una función necesaria para el mantenimiento y financiación de las páginas web.

Los más jóvenes están más concienciados con esta afirmación, y también están de acuerdo con las ideas de que «la publicidad en Internet contribuye al desarrollo económico de la sociedad», «ayuda a mejorar nuestro nivel de vida» y que «los anuncios online promueven la competencia, lo cual beneficia a los consumidores».

El marketing de contenidos funciona

Un 48% de los internautas ha visto alguna vez en internet contenidos informativos, de entretenimiento o de valores educativos que han sido producidos por marcas, siendo los hombres y los más jóvenes los que ven más contenidos de este tipo.

Al preguntarles por cómo valoran a este tipo de productos realizados por las marcas, un 52,6% de los encuestados que ven este tipo de contenidos les dan un notable (7,4).

La preocupación por la protección de datos personales
La privacidad se ha convertido en una de las mayores preocupaciones en los últimos meses por parte de los usuarios. Así lo demuestra el 93% los encuestados, que se muestran en contra de que sus datos personales sean utilizados sin su permiso.

Además, casi 9 de cada 10 encuestados considera que la publicidad online se entromete en lo que busca en internet, cifra un 11% superior a la registrada en la edición anterior de este estudio en 2018.

Presencia de los bloqueadores de publicidad

El 67% de los internautas sabe lo que es un bloqueador. Esta cifra ha variado 2 puntos porcentuales respecto a la edición anterior del estudio. Un 35% de los internautas, además, afirma tenerlo instalado en alguno de sus dispositivos (PC; Smartphone o Tablet). El estudio también pone de manifiesto que los usuarios de internet están preparados para navegar con conocimiento, ya que un 61% considera que sabe personalizar las herramientas de su navegador.
Fuente: Puromarketing.com

Back to Top